Petronor contará con un precalentador de aire que permitirá reducir 10.000 toneladas de emisiones de CO2 al año

Publicado 18/06/2019 13:49:13CET
EUROPA PRESS - Archivo

La refinería alcanza el ecuador de la parada de su Unidad de Refino 1

BILBAO, 18 Jun. (EUROPA PRESS) -

Petronor ha llegado al ecuador de la parada de la Unidad de Refino 1, en la que participan 1.200 trabajadores externos de 40 empresas, de las que alrededor de una veintena son del País Vasco. A lo largo de esta parada se instalará un precalentador de aire en el horno de crudo que permitirá reducir 10.000 toneladas de emisiones de CO2 al año.

El responsable de seguridad de la planta y de la parada, Iñaki Sendín, ha ofrecido detalles de esta nueva parada que se inició el pasado 27 de mayo para "renovar, revisar e implementar mejoras", en concreto, en la Unidad de Refino 1 que es la mayor de las dos con las que cuenta la refinería y que tiene una capacidad de procesamiento de 7 millones de toneladas de crudo al año.

En total, se trabaja en la implantación de alrededor de 106 o 107 mejoras. Esta nueva parada tiene una inversión de 49 millones para mantenimiento y mejoras que se llevará a cabo hasta la primera quincena de julio. Petronor destina 27 millones a mantenimiento y actualización de las instalaciones y 22 millones a inversiones y mejoras tecnológicas.

La principal mejora que permite esta parada consiste en la instalación de un precalentador de aire en el horno de crudo. Se trata del más grande de los que existen hasta la fecha en las refinerías de la Península Ibérica y se instala con el objetivo de mejorar la eficiencia energética y disminuir las emisiones de CO2. En concreto, va a permitir reducir 10.000 tonealadas de emisiones de CO2 al año. "Seguimos apostando por el medio ambiente para seguir siendo un buen vecino", ha añadido Sendín.

La última parada de esta unidad tuvo lugar en 2013. Esta unidad recibe el crudo del Puerto de Bilbao y lo procesa para dar servicio a otras unidades de la compañía.

Durante su parada, según ha explicado Sendín, continúa funcionando con normalidad la Unidad de Refino 2 que tiene la misma función y una capacidad de procesamiento de 5 millones de toneladas de crudo al año. Por lo tanto, ha señalado que, gracias a la Unidad de Refino 2 y al resto de las instalaciones de Petronor, que funcionan "con total normalidad", el servicio a los clientes está garantizado.

Asimismo, ha subrayado que más de 1.200 personas trabajan en esta parada en Petronor, procedentes de 40 empresas, de las que alrededor de 15 ó 20 son vascas. Además, también trabajan en la parada entre 300 y 400 trabajadores propios de la refinería.

Sendín ha destacado que la seguridad es "primordial en el día a día de Petronor y más aún en las paradas", por lo que todas las personas que trabajan en la parada han recibido una formación específica impartida por centros especializados en formación.

Además, Petronor lleva a cabo un reconocimiento en materia de seguridad a las empresas que participan en la parada, a través de valorar sus planes de seguridad y el desempeño que en esta materia llevan a cabo durante la parada.

Petronor ha señalado que las paradas son un "proceso de mejora y renovación continua", que permite a la refinería "ser más eficiente". Según han indicado sus responsables, de esta manera, "reafirma de forma constante su compromiso con el entorno y con las personas con las que lo comparte".

Esta es la segunda parada que Petronor lleva a cabo este año. El pasado mes de enero inició la parada de Conversión con una inversión de 52 millones de euros en mantenimiento, actualización y mejoras tecnológicas.

Por último, Petronor ha señalado que, como ha ocurrido en otras paradas, el entorno obtiene una "repercusión positiva" de la Parada, ya que las acciones de mantenimiento de esta envergadura conllevan una alta ocupación en prácticamente la totalidad de los servicios de hostelería y alojamiento de la zona. En concreto, según ha informado Sendín, con las paradas previstas los establecimientos de hostelería ofrecerán este año 50.000 menús.