Publicado 26/10/2022 12:02

PNV apuesta por dar "la pelea por la democracia" desde las instituciones en la UE para debilitar el populismo "dañino"

La secretaria del EBB y presidenta de Sabino Arana Fundazioa, Mireia Zarate  y el presidente de Euskadi Buru Batzarra (EBB), Andoni Ortuzar, durante el seminario sobre la defensa de la democracia en la sociedad digital organizado por el Partido Demócrata
La secretaria del EBB y presidenta de Sabino Arana Fundazioa, Mireia Zarate y el presidente de Euskadi Buru Batzarra (EBB), Andoni Ortuzar, durante el seminario sobre la defensa de la democracia en la sociedad digital organizado por el Partido Demócrata - H.Bilbao - Europa Press

Ortuzar insta a buscar "la prosperidad, seguridad y equidad" de todos para enfrentar "los miedos" de los que se valen los populistas

BILBAO, 26 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presidente del EBB del PNV, Andoni Ortuzar, ha apostado este miércoles por dar "la pelea por la democracia" desde las instituciones en la UE para debilitar el populismo "dañino que crece entre una zozobra y una indignación ciudadana cada vez más extendida". Por ello, ha llamado a buscar "la prosperidad, seguridad y equidad de todas las personas" y a fomentar "el sentido comunitario" para enfrentar "los miedos" crecientes de la sociedad, de los que se aprovechan los populistas para "emponzoñar la convivencia y deteriorar los pilares de la democracia".

Ortuzar, como vicepresidente ejecutivo del Partido Demócrata Europeo PDE, ha abierto la jornada organizada por el PDE en la sede de la Fundación Sabino Arana de Bilbao para reflexionar sobre la defensa de la democracia en la sociedad digital. También han intervenido Sandro Gozi, secretario general del PDE y eurodiputado; Patrick Mignola, vicepresidente de MoDem; Stéphane Séjourné, presidenta del grupo Renew Europe en el Parlamento Europeo; y Mireia Zarate, presidenta de Sabino Arana Fundazioa y secretaria del EBB del PNV.

El líder jeltzale ha comenzado su discurso con unos datos del informe de 2022 del instituto V-DEM, Variedades de Democracia, con sede en la Universidad de Gotemburgo, que constata que los regímenes dictatoriales aumentan y alcanzan al 70% de la población mundial.

Por el contrario, las democracias liberales, que lograron su máximo esplendor en 2012 con 42 países que se ajustaban perfectamente a esta calificación, actualmente están en el punto más bajo de los últimos 25 años y acogen a 34 países, plenamente democráticos, pero cubren solamente al 13% de la población mundial. Este declive se produce en Asia, Pacífico, Europa del Este y Asia Central, así como en partes de América Latina y Caribe.

Para Andoni Ortuzar, "son señales alarmantes que amenazan, por su poder de contagio, los sistemas de libertades en la UE". "Nuestras sociedades soportan inéditas transformaciones sociales y culturales que afectan a la política y especialmente a la democracia representativa", ha manifestado.

Según ha advertido, estos cambios sociales "generan perplejidad y desasosiego en mucha gente que los sienten como una pérdida de control sobre sus vidas y necesidades, a las que los partidos e instituciones tradicionales supuestamente no dan respuestas adecuadas".

El vicepresidente ejecutivo del PDE ha resaltado que ahora el poder se ha globalizado en un marco de relaciones "más interdependientes
que nunca, pero las políticas siguen siendo locales como antes, diseñadas para el Estado Nación y las comunidades nacionales".

"Los importantes límites que sufre la política doméstica para cumplir las expectativas ciudadanas, ante las consecuencias de fenómenos globales como la pandemia, la guerra, la crisis energética o la economía mundial, provoca el escepticismo y la desconfianza de la gente en las instituciones democráticas; y a veces un cabreo que es el sentimiento dominante a la hora de conformar el voto o de valorar el trabajo de las instituciones", ha apuntado.

Ortuzar ha indicado que existen "multiples razones que alimentan esta tensión en la que viven muchas personas: las incertidumbres económicas o de seguridad, el temor al 'otro', a las consecuencias de la inmigración, o la mayor individualización de la vida que, a veces, lleva a una
perniciosa soledad no querida, y, seguramente la mas grave de todas, el incremento de la desigualdad y el riesgo de exclusión social".

ABSTENCIÓN Y CASTIGO A PARTIDOS TRADICIONALES

A su juicio, "este conjunto de miedos e incertidumbres estimulan a muchas personas, la mayoría de clases medias-bajas, a la abstención masiva o al castigo a los partidos tradicionales para votar por fuerzas populistas y chovinistas que señalan a los partidos, a las élites, inmigrantes, intelectuales como enemigos de la gente, dividiendo a la sociedad y polarizando el mapa político".

De esta forma, ha explicado que se "emponzoña la convivencia y
deterioran los pilares de la democracia". "En Europa los partidos democráticos debemos estar muy atentos a estas dinámicas sociales para ofrecer una alternativa democrática estable que, desde el ejemplo y el esfuerzo pedagógico, ahuyente las ansiedades y temores de esa parte de la ciudadanía que sucumbe al discurso demagógico y simplista del populismo", ha planteado.

El presidente del EBB del PNV ha sostenido que, "ante estas variadas amenazas, el fortalecimiento de la democracia es uno los más importantes retos que Europa afronta hoy en día". "Debemos esforzarnos en construir sociedades abiertas, equitativas e inclusivas, donde cada ciudadano, en igualdad de condiciones y oportunidades, sea protagonista del futuro colectivo", ha subrayado.

Por ello, cree "fundamental, desde un humanismo integrador, promover y cultivar el sentido comunitario y no el individualismo egoísta, la cohesión social, la cooperación y combatir la desigualdad, así como toda forma de discriminación".

"La búsqueda de la prosperidad, seguridad y equidad para todas las personas es esencial para garantizar la confianza en las instituciones y debilitar a un populismo dañino que crece entre una zozobra y una indignación ciudadana cada vez más extendida", ha manifestado.

SISTEMA DE INSTITUCIONES MULTILATERALES

Para el presidente del EBB del PNV, esta es "la pelea por la democracia" que hay que dar desde todas las instituciones, locales y multilaterales. "Cada una tiene su función, pero tratándose de un seminario del PDE, quiero insistir en que es fundamental fortalecer el sistema de instituciones multilaterales", ha dicho.

En su opinión, "este sistema multilateral, de alianzas regionales continentales, es vital para promover la paz, la colaboración entre naciones y ciudadanos, así como para responder coordinada y
eficazmente a los retos globales, como el cambio climático, terrorismo internacional, y las cadenas de suministro que desbordan fronteras y continentes".

"En este marco de cooperación mundial, el reforzamiento de la soberanía europea es clave para la defensa de nuestros valores democráticos, así como para la prosperidad y bienestar de Europa", ha aseverado.

Andoni Ortuzar cree que hay que establecer por dónde conducir la acción política "para conjurar esos peligros, esos efectos perversos de la globalización y sus consecuencias, y reforzar el sistema
democrático". "No se si es el mejor sistema de organizar nuestra vida en común o el menos malo, pero seguro que sí es el que proporciona mas justicia, igualdad y libertad", ha enfatizado.

"DESGASTE" EN LA CONFIANZA DE LA DEMOCRACIA

Por su parte, en su alocución, Mireia Zarate también ha advertido de que las investigaciones apuntan a que los jóvenes "son los más escépticos con la eficacia de la democracia", que puede "deberse a un sentimiento de frustración de los jóvenes con el sistema porque éste les aboca a la precariedad económica y a la dependencia familiar".

A ello, ha sumado que "el universo digital no contribuye al fortalecimiento de la confianza en la democracia, tal como el sistema funciona actualmente". No obstante, cree que el ecosistema digital, a pesar de sus vertientes negativas, "cuenta con un increíble poder informativo, educativo y comunicativo", al que no se puede renunciar y que "abre numerosas ventanas de oportunidad".

En este sentido, ha abogado por "pergeñar una nueva gobernanza de la digitalización que garantice la igualdad de oportunidades y el pluralismo". Por ello, ha emplazado a avanzar hacia "una democracia digital que perfeccione los procesos de la democracia representativa".Se trata, en su opinión, de "una refundación de la democracia que mantenga su esencia, pero que afronte los nuevos retos de la revolución digital adaptándose a los tiempos".

Más información