Actualizado 04/08/2009 19:47 CET

PNV de San Sebastián reclama una solución para la reaparición de piedras en la playa de Ondarreta

SAN SEBASTIAN, 4 Ago. (EUROPA PRESS) -

El portavoz del PNV en el Ayuntamiento de San Sebastián, Xabier Ezeizabarrena, reclamó hoy al alcalde donostiarra, Odón Elorza, "una solución para el problema de la reaparición de piedras" en la playa de Ondarreta, "conforme al estudio encargado al Instituto de Oceanografía Azti en 2004" y cuyas conclusiones "no se están aplicando en al autoridad".

En un comunicado, Ezeizabarrena señaló que "la necesidad de establecer medidas concretas para la protección y recuperación del arenal Oeste de Ondarreta consta claramente en dicho estudio desde 2004".

"Algunas de las conclusiones del mismo siguen sin aplicarse, optándose aleatoriamente por retirar las piedras y, en otras ocasiones, por no retirarlas", censuró.

Ezeizabarrena recordó que su grupo ya planteó el pasado mes de febrero en la Comisión de Espacio Público "la necesidad de hacer un seguimiento constante de los arenales de la bahía para compensar con los aportes necesarios, con las correspondientes mediciones", lo cual "sigue sin llevarse a cabo".

El portavoz jeltzale afirmó que el estudio de Azti señala la "necesidad de hacer seguimiento y realizar aportes periódicos de arena de la propia playa, básicamente de la parte alta junto al pretil hacia la orilla", mientras el Ayuntamiento ha optado por "asumir decisiones diferentes en cada momento".

En este sentido, indicó que mientras en 2003 se optó por "no retirar las piedras"; en mayo de 2005 "se invirtieron 400.000 euros en retirar piedras en contra del criterio del estudio encargado en 2004"; en 2008 "se optó nuevamente por no retirar las piedras"; y el pasado mes de julio "se retiraron hasta 30 toneladas, nuevamente en contra de las conclusiones del estudio de Azti".

"No hay, por tanto, una planificación adecuada y se actúa de forma improvisada en verano, en contra de lo indicado en el estudio encargado en 2004", insistió.

Ezeizabarrena solicitó a Elorza que "se aborde la problemática conforme al informe existente desde 2004" en base a "la necesidad de hacer un seguimiento constante de los movimientos de arena en la zona" y del aporte de arena "necesario de un punto a otro de Ondarreta para cubrir aquellas zonas de la playa afectadas por mareas vivas y reaparición de piedras".

Según explicó, "se debe recuperar el perfil de la playa que tiende a acumular arena en su parte superior junto al pretil del paseo, perdiéndola en la zona más cercana a la orilla" y "evitar la retirada aleatoria de piedras", puesto que según Azti "ello contribuirá a desestabilizar la playa y a agravar el problema en la orilla, tal y como está sucediendo, al eliminarse el sustrato natural de la playa".