Actualizado 05/10/2018 12:44 CET

Policía municipal de Bilbao desarticula una organización criminal en una operación antidroga y detiene a tres personas

Alijo de droga incautado
AYUNTAMIENTO DE BILBAO

El valor de la droga intervenida rondaría los 150.000 euros en el mercado negro

BILBAO, 5 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Policía municipal de Bilbao ha desarticulado una organización criminal en una operación antidroga y ha detenido a tres personas, un varón de 56 años que era el enlace en Bilbao y dos "mulas" un joven de 21 años y una mujer de 29, que habían llegado desde Sudamérica. El valor de la droga intervenida rondaría los 150.000 euros en el mercado, según ha indicado el Ayuntamiento.

El Consistorio ha afirmado a través de un comunicado, que "tras un mes de intenso trabajo de investigación y seguimiento", la operación finalizó el pasado martes en Deusto con la detención de estas tres personas.

El detenido que hacía de enlace en Bilbao cuenta con antecedentes por delitos contra la salud pública y se encargaba de vender la droga a personas francesas y también a traficantes de menor escala en Bilbao.

COCAÍNA, HACHÍS Y HEROÍNA

Durante la intervención, los agentes han requisado dos kilogramos de cocaína -las "mulas" portaban un kilo en su cuerpo cada uno-, un kilogramo de hachís y una cantidad menos importante de heroína, además de instrumental utilizado para la manipulación, pesado y distribución de estupefacientes.

Tras la detención, los dos jóvenes fueron trasladados al hospital de Basurto para que terminasen de expulsar la droga. Después, fueron puestos a disposición judicial y las tres personas detenidas ingresaron en prisión.

El primer detenido, han indicado, fue el varón de 56 años, que fue arrestado en plena calle, que tenía ya antecedentes por delitos contra la salud pública y que era el encargado de vender la droga a traficantes franceses y, en menor escala, también en Bilbao. El detenido había recogido el día anterior a otras dos personas en el aeropuerto de Bilbao, las cuales actuaban como "mulas", transportando la droga.

Por ello, tras la detención del traficante bilbaíno, agentes de la Policía Municipal acudieron a su vivienda para la entrada y registro con la comitiva judicial. En la vivienda se encontraban dos jóvenes, un joven de 21 años y una mujer de 29, que habían llegado desde Sudamérica y que todavía portaban parte de la mercancía en el interior de su cuerpo. Tras su arresto, ambas tuvieron que ser trasladas al Hospital de Basurto para que expulsaran toda la droga que todavía llevaban dentro de su cuerpo y preservar así su integridad física.

En el transcurso del registro de la vivienda, los agentes se incautaron abundante documentación que acredita el envío de cantidades importantes y periódicas de dinero a su país de origen.

Los tres detenidos, tras permanecer en las dependencias policiales de Miribilla, pasaron este jueves a disposición judicial, tras lo cual la juez ordenó su ingreso en prisión, acusados de un delito contra la salud pública.