Los Premios Fronteras del Conocimiento reclaman mayor compromiso con la sostenibilidad del planeta y una acción urgente

Publicado 18/06/2019 21:14:23CET
FUNDACIÓN BBVA

Bilbao se estrena como sede permanente de la entrega de unos galardones que reconocen la excelencia de la investigación y la creación cultural

BILBAO, 18 Jun. (EUROPA PRESS) -

Bilbao acoge esta tarde la ceremonia de entrega de la XI edición de los Premios Fronteras del Conocimiento de la Fundación BBVA, un evento que ha servido para reclamar "un mayor compromiso" con la sostenibilidad del planeta" y una acción "urgente y mundial".

El Palacio Euskaduna ha sido el lugar escogido para la entrega de estos galardones que reconocen la excelencia de la investigación y la creación cultural a escala global. Bilbao, ciudad origen del BBVA, ha sido en esta edición la nueva sede de estos premios y lo será a partir de ahora de manera permanente.

La ceremonia ha estado presidida por el presidente de la Fundación BBVA, Carlos Torres Vila, y la presidenta del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), Rosa Menéndez, y ha contado con la presencia del lehendakari, Iñigo Urkullu, el secretario general de Coordinación de Política Científica del ministerio de Ciencia en funciones, Rafael Rodrigo, el diputado general de Bizkaia, Unai Rementeria y el alcalde de Bilbao, Juan Mari Aburto, que ha dirigido unas palabras de bienvenida a los asistentes, además de un amplia representación de la comunidad académica y cultural española.

Los Premios, creados en 2008, están dotados con 400.000 euros, un diploma y un símbolo artístico en cada una de la ocho categorías. El evento ha servido para lanzar un mensaje sobre la importancia del conocimiento como "fuente de bienestar", pero, sobre todo, como guía en la toma de decisiones ante desafíos globales urgentes como la crisis climática y de biodiversidad. Precisamente, el presidente de la Fundación BBVA, Carlos Torres Vila, ha advertido en su discurso de que el cambio climático, la crisis de biodiversidad o la desigualdad, son retos cuyas consecuencias futuras pueden ser "mucho más graves si no actuamos ya".

En esta misma línea, la presidenta del CSIC, organismo que colabora en la organización de estos premios, Rosa Menéndez, ha afirmado que se está poniendo "en riesgo" el planeta y hay que diseñar soluciones para un futuro sostenible.

Los galardonados también han incidido en estos mensajes, entre ellos, la doctora en geofísica Anny Cazenave, el catedrático en el Centro de Investigacion del Cambio Climático de la Universidad de Nueva Gales del Sur (Australia), John Church, y el físico británico Jonathan Gregory, premiados en la categoría de Cambio Climático por confirmar que el nivel del mar aumenta de manera acelerada por el calentamiento global.

"ACCIÓN URGENTE Y MUNDIAL"

En su discurso, han hecho un llamamiento a "la acción urgente y mundial" para mitigar las emisiones y desarrollar planes que permitan la adaptación a la subida en el nivel del mar que "ya no se puede impedir".

Los premiados han destacado que este fenómeno afectará "las vidas de millones de personas en este siglo", lo que se traducirá en "grandes cifras de desplazados en todo el mundo y billones de dólares en costes". Y además, según han apuntado, "persistirá durante muchos siglos".

"Evitar rápidos índices de aumento en el nivel del mar y no cruzar umbrales que lleven a muchos metros de subida exige la reducción rápida y significativa de emisiones de gases de efecto invernadero", han advertido.

Por su parte, los físicos Charles L. Kane y Eugene Mele han sido galardonados por su descubrimiento de los aislantes topológicos, una nueva clase de materiales que se comportan como conductores en su superficie pero como aislantes en su interior.

En su discurso, han señalado que estos aislantes son, por un lado, materiales reales que se pueden "coger con las manos" y poseen "propiedades electrónicas únicas que pueden ser de utilidad" y, por otro parte, han apuntado que el modo de comprender estos materiales descansa en "una elegante lógica matemática que revela un poderoso principio organizador para caracterizar las fases de la materia".

El investigador Jeffrey Gordon ha sido el premiado en Biología y Biomedicina por demostrar el papel crucial del microbioma en la salud. "Yo y mis trillones de microbios recibimos este magnífico premio", ha dicho a los asistentes.

Gordon ha subrayado que la investigación actual sobre el microbioma aborda cuestiones planteadas por los microbiólogos hace más de un siglo, pero "con nuevas herramientas". "Establecer una relación causal entre nuestras comunidades microbianas y nuestra salud es el punto de partida para diseccionar los mecanismos por los que nuestros microorganismos operan y se comunican con nosotros, como estamos haciendo ya en los casos de malnutrición infantil y obesidad", ha destacado.

En la categoría de Tecnologías de la Información y la Comunicación ha sido galardonado el ingeniero informático Ivan Sutherland por haber creado el primer sistema gráfico de interacción hombre-máquina e inventar el primer casco de realidad virtual.

En la recogida del galardón, ha recordado cómo en 1965, tras ver a un piloto usar un casco en el que recibía las imágenes de una cámara instalada en el exterior de su helicóptero, tuvo la idea que condujo al "nacimiento de la realidad virtual". "Mi grupo de investigación en Harvard construyó un equipo (...) que permitía al usuario deambular en un mundo matemático artificial visualizado a través de ese mismo casco del helicóptero", ha explicado.

Por su parte, las ecólogas Gretchen Daily y Georgina Mace han sido premiadas en Ecología y Biología de la Conservación por emplear el conocimiento científico para desarrollar herramientas que combaten la pérdida de especies. En su discurso, han destacado que perciben una mayor atención pública y corporativa al estado del medio ambiente, y concretamente "a los valores de la naturaleza y a los riesgos y los devastadores costes de su pérdida".

"Es alentador ver el compromiso de los jóvenes, las poblaciones locales, las ciudades, las empresas y la industria, en un momento en que los gobiernos de muchos países se centran en otras cuestiones. Los desafíos son enormes, pero la ciencia tiene un inmenso papel que jugar en el apoyo a estos líderes, impulsando los valores de la naturaleza en las políticas y finanzas, y abriendo vías alcanzables hacia el desarrollo sostenible", han subrayado.

Claudia Goldin, galardonada en Economía por su análisis de las causas de las brechas de género en la sociedad, ha afirmado, por su parte, que "el problema sigue vigente, y puede que siga siempre", aunque ha destacado que se están "a punto de cerrar algunas de las brechas más flagrantes que aún quedan en el mundo, incluida España".

Goldin ha destacado que, aunque las mujeres son el 50% de la población", sin embargo, "no han sido el 50% de la fuerza de trabajo". "Contribuyen a la economía, pero a menudo de maneras que no se valoran plenamente. A lo largo de la historia, han traspasado los confines de sus casas para salir a un entorno más amplio. Sin embargo, su tiempo todavía no se valora plenamente", ha destacado la profesora estadounidense que ha destacado que los cambios tecnológicos han servido para reducir diversas brechas de género.

Por su parte, el doctor en lingüística Noam Chomsky ha sido premiado en Humanidades y Ciencias Sociales por sus contribuciones al estudio del lenguaje Humano y, aunque no ha podido asistir por motivos de salud, a través de un vídeo ha manifestado su satisfacción porque se hayan reconocido "los logros de la así llamada 'empresa generativa'".

Por último, el compositor John Adams ha sido galardonado en la categoría de Música y Ópera por componer "una música genuinamente de nuestro tiempo" y, en su discurso ha destacado que durante su vida creativa ha intentado recuperar la primacía del sentimiento y de la conexión emocional en la música, sobre todo, en sus operas, y buscar la manera de abordar "los mitos colectivos de nuestro tiempo".

Para leer más