Publicado 29/07/2020 16:38:44 +02:00CET

Salud pide evitar el sol en horas centrales y tener cuidado con mayores y niños ante el aumento de temperaturas

Grifo De Agua
Grifo De Agua - EUROPA PRESS - Archivo

BILBAO, 29 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Departamento vasco de Salud y Osakidetza han aconsejado a los ciudadanos que eviten el sol durante las horas centrales de este jueves, ante el aumento de temperaturas previsto, y que "tengan especialmente cuidado" con las personas mayores y los niños. Beber frecuentemente agua y no realizar grandes esfuerzos físicos son otras de las recomendaciones del plan para prevenir los efectos del calor 2020 de Euskadi.

Desde el Departamento de Salud y Osakidetza han recordado que las altas temperaturas pueden provocar "efectos negativos sobre la salud" que afectan a toda la población y especialmente a personas vulnerables, como niños y niñas, personas mayores y con enfermedades crónicas.

Por ello, y ante el ascenso de temperaturas previsto para este jueves, han advertido de la conveniencia de adoptar medidas de prevención como "beber agua de manera constante y a lo largo de todo el día sin esperar a tener sed, que ayudará a recuperar las pérdidas por el sudor".

Del mismo modo, es recomendable aumentar el consumo de ensaladas, verduras y frutas, para conseguir reponer las sales minerales que se pierden por el sudor.

Por el contrario, se deben evitar las bebidas con cafeína, alcohol o demasiado azúcar, porque no calman la sed y hacen perder más líquidos corporales, y también las comidas grasas y demasiado abundantes, puesto que dificultan la adaptación al calor.

Asimismo, se recomienda evitar estar al sol en las horas centrales del día y, en caso de tener que salir a la calle, es aconsejable protegerse del sol mediante un sombrero, gafas de sol y protector solar.

CERRAR VENTANAS Y BAJAR PERSIANAS

En casa, se deben cerrar las ventanas y bajar las persianas sobre las que dé el sol. Aprovechar los momentos de menos calor para ventilar y refrescar la casa, procurar tener un ventilador en la estancia donde se encuentre y, si se nota mucho calor, refrescarse el cuerpo, sobre todo cara y manos, con agua fresca son otros de los consejos.

Asimismo, se recomienda evitar realizar grandes esfuerzos físicos que generan intenso sudor en las horas de más calor. Si se tiene que trabajar a pleno sol, se debe cubrir la cabeza con un sombrero y el cuerpo con ropa ligera "muy transpirable", además de beber de dos a cuatro vasos de agua fresca por hora.

El Departamento de Salud y Osakidetza han instado a "cuidar de las personas más frágiles", de modo que se debe "prestar especial atención" a bebés, personas mayores y personas enfermas.

Nunca debe quedarse alguien en un vehículo estacionado y cerrado, aunque esté a la sombra, y es conveniente visitar, al menos, una vez al día a las personas mayores, sobre todo las que viven solas o son dependientes, porque pueden tener dificultades en adoptar medidas protectoras.

Por último, en caso de que se noten síntomas relacionados con las altas temperaturas --como debilidad, fatiga, mareos, náuseas o desmayo-- que se prolonguen más de una hora, se debe contactar con personal sanitario y, para emergencias, llamar al 112.

Contador