Actualizado 09/09/2014 12:58 CET

Urkullu apuesta por "mejorar la gestión" de las ayudas sociales

Urkullu (en el centro de la imagen)
Foto: EUROPA PRESS

Defiende el respeto a la "dignidad" de las personas y apuesta por mantener la atención a "los más necesitados"

   VITORIA, 9 Sep. (EUROPA PRESS) -

   El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha destacado la necesidad de "mejorar las gestión" de las ayudas sociales por parte de "todas las instituciones", aunque ha apelado a la "responsabilidad" y se ha comprometido a seguir atendiendo a "los más necesitados". Además, ha propuesto "un pacto social" y ha defendido la conveniencia de "reflexionar" sobre el sistema de prestaciones por hijo y a la conciliación laboral y familiar.

   Urkullu ha participado este martes en Vitoria en unas 'Jornadas de Coordinación de Defensores del Pueblo', en las que se ha referido al debate en torno a las prestaciones sociales como la Renta de Garantía de Ingresos (RGI) o las ayudas por hijos y a la conciliación laboral y familiar.

   El presidente del Gobierno autonómico ha realizado una apelación a la "responsabilidad" a la hora de abordar este asunto, un mensaje que ha lanzado un día después de conocerse que el Fiscal Superior de Justicia del País Vasco, Juan Calparsoro, ha decidido incoar diligencias de investigación por las declaraciones del alcalde de Vitoria, Javier Maroto (PP), sobre el supuesto abuso que determinados colectivos de inmigrantes realizan, a su juicio, de las ayudas sociales.

   Maroto aseguró el pasado mes de julio que los inmigrantes magrebíes no quieren trabajar y realizan un uso "escandaloso" a la hora de acceder a prestaciones sociales.

"DIGNIDAD"

   En su intervención de este martes, Urkullu ha destacado que "lo primero es la dignidad de las personas, el trabajo, la ayuda y la atención a las personas". Urkullu ha subrayado la necesidad de ser "conscientes" de los "ámbitos competenciales" y de las "posibilidades" existentes en relación a este tipo de prestaciones.

   Además, ha afirmado que hay que "saber identificar los derechos subjetivos de las ayudas subvencionales en función de los recursos disponibles". El lehendakari ha aludido a la necesidad de "control" en la concesión de prestaciones, y ha afirmado que es necesario "mejorar la gestión de las ayudas sociales entre todos los responsables institucionales". No obstante, ha advertido de que no va a "renunciar" a que "este país  atienda a las personas más necesitadas".

   Asimismo, ha destacado que es necesario mantener una "actitud de mejora permanente en la prestación social en todos los ámbitos de actuación" dirigida a "todo tipo de personas". En esta línea, ha considerado que las instituciones deben "ofrecer la base de una vida digna y primar los recursos para que crezcan las oportunidades". "Este es el norte de un gobierno que antepone los intereses de su pueblo", ha manifestado.

"COHESIÓN"

   Urkullu ha indicado que su gobierno ha sido elegido "para administrar y para adoptar decisiones políticas". De esa forma, ha explicado que su "decisión política" es "garantizar que los servicios públicos sean el elemento fundamental de cohesión social".

   A su juicio, "es necesario un pacto social". "Se trata de un reto", ha explicado, para añadir que en el caso de las ayudas para promover la natalidad y la conciliación familiar, hay que abordar "una reflexión en el contexto del sostenimiento de nuestro modelo social y tras la garantía de los servicios públicos esenciales".

   "No podemos llegar a todo, como deseamos. La Administración en su conjunto tampoco puede dar respuesta a todo, pero es justo reivindicar el nivel de desarrollo social", ha manifestado.

Para leer más