Urkullu propone un 'Pacto social vasco por la Inmigración' contra los "populismos xenófobos"

Comparecencia del lehendakari este martes en Vitoria
GOBIERNO VASCO
Publicado 18/12/2018 18:28:13CET

Abre un plazo de seis meses para que instituciones y entidades sociales presentes sus aportaciones

VITORIA, 18 Dic. (EUROPA PRESS) -

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha propuesto este martes, Día Internacional del Migrante, un 'Pacto social vasco por la Inmigración', abierto a las aportaciones de instituciones y entidades sociales, para hacer frente a los "populismos xenófobos" que se están dando en diversos países de la Unión Europea, también en el Estado, con la "ambición de estructurarse y expandirse a lomos de la demagogia" para "calar" en la sociedad.

En el Día Internacional del Migrante, Urkullu ha presentado junto la Propuesta de Pacto Social Vasco para la Migración, un documento del Gobierno Vasco que "responde al reto migratorio desde el punto de vista del pluralismo, la solidaridad y la necesidad".

Acompañado de la consejera de Empleo y Políticas Sociales Beatriz Artolazabal y del secretario general de Derechos Humanos, Convivencia y Cooperación, Jonan Fernández, el lehendakari ha defendido que "las sociedades europeas y la vasca, en particular, necesitamos la inmigración para el sostenimiento del modelo de bienestar" y por ello ha calificado esta propuesta como una "oportunidad" ante los populismos xenófobos que están aflorando en Europa.

Urkullu ha destacado que Euskadi es una comunidad autónoma "de paso" para los inmigrantes en tránsito y también para las devoluciones en caliente. Por ello, ha señalado que "no podemos escapar de lo que son las políticas que se establecen en otros países dentro de la Unión Europea".

"Es en ese contexto donde situamos lo que es el afloramiento de la demagogia, concretada en los populismos xenófobos que se están dando en diversos países de la Unión Europea y que tiene también un calado en la interpretación de la sociedad", ha subrayado.

También ha recordado que en el Estado también se están viendo "discursos xenófobos por parte de formaciones políticas" pero ha precisado que no es algo "exclusivo" en el Estado español. "Euskadi hasta el momento ha respondido de un modo unido y solidario ante el reto migratorio en sus diferentes expresiones; sin embargo, no está libre de la amenaza de un populismo xenófobo que tiene la ambición de estructurarse y expandirse a lomos de la demagogia", ha advertido.

En este sentido, ha destacado que esta propuesta de Pacto Social Vasco para la Migración se sitúa en este contexto de "obstáculos y oportunidades". "Queremos, desde una premisa ética y práctica, saber atender desde un compromiso con la migración", ha indicado.

ABIERTA A APORTACIONES

En el documento se abordan diez compromisos específicos ligados a la "inmigración regularizada", la "no regularizada", la "corresponsabilidad" entre diferentes actores, los Menores y jóvenes extranjeros no acompañados -menas y jenas-- o la cultura de convivencia, entre otros. La propuesta queda abierta a aportaciones de instituciones y entidades sociales hasta finales de junio de 2019.

"Podemos hablar de menores y jóvenes no acompañados como una de las preocupaciones que existe aquí en la Comunidad Autónoma del País vasco pero de la misma manera podemos hablar de inmigrantes en tránsito, de quienes solicitan permiso de residencia, de asilo; podemos hablar de las dificultades en los permisos de trabajo para las personas migrantes que puedan querer quedarse", ha explicado antes de insistir en que "cada uno de los diez puntos del decálogo son prioritarios" para su ejecutivo.

Según ha explicado, este documento que confluye con la filosofía de "ofrecer lo que desearíamos recibir". Los objetivos del Pacto tienen una proyección "ética, preventiva, y proactiva".

"El objetivo ético de este pacto es contribuir a reforzar la respuesta solidaria y responsable ante las necesidades de las personas migrantes; el objetivo preventivo es configurar una unidad social y política transversal que haga estériles las pretensiones de los populismos de pretexto xenófobo; y su objetivo pragmático es afrontar el reto migratorio como parte de un proceso de crecimiento y progreso para nuestra sociedad", ha detallado.

LOS COMPROMISOS

De esta manera, el documento se compromete a colaborar con otros actores para impulsar en el conjunto de la Unión Europea el principio de corresponsabilida; a mantener una unidad social y política frente a cualquier pretensión de obtener ventaja política o electoral mediante la utilización de mensajes xenófobos; y a promover cauces que amplíen las posibilidades de una inmigración regularizada.

Respecto a los solicitantes de asilo y personas refugiadas, se compromete a mejorar cuantitativa y cualitativamente la acogida e integración de personas refugiadas; y a ofrecer una respuesta humanitaria "adecuada" a migrantes en situación de vulnerabilidad, especialmente a mujeres, menores y víctimas de violaciones de derechos humanos.

También plantea ofrecer una respuesta solidaria y humanitaria a la llegada de migrantes en tránsito, o sin documentación regularizada y para los 'menas' y 'jenas' ofrecer una respuesta compartida, equitativa y adecuada a las obligaciones legales, al interés superior del menor y a un proyecto de integración socio-laboral de estos jóvenes.

En materia de Intervención Humanitaria, muestra su compromiso a responder a los llamamientos humanitarios internacionales o locales que actúen en el terreno en países de procedencia o tránsito y a apoyar proyectos de cooperación para la transformación de las causas de injusticia en los países de procedencia y promover su capital humano local y sus fortalezas.

Además, apuesta por compartir una cultura de convivencia basada en la solidaridad, la corresponsabilidad, el pluralismo, los derechos humanos y la igualdad, así como en el rechazo a cualquier forma de racismo o discriminación.