Actualizado 11/03/2009 15:44 CET

Cáceres 2016.- Amadou & Mariam (Mali) abrirán el 7 de mayo el festival Womad que contará con otra veintena de artistas

El grupo extremeño Acetre actuará el 25 de julio en el Womad de Londres, donde también se promocionará la candidatura cacereña

CÁCERES, 11 Mar. (EUROPA PRESS) -

El duo Amadou & Mariam (Mali) serán los encargados de abrir, el jueves 7 de mayo en la Plaza Mayor, el festival Womad de Cáceres que se celebrará hasta el domingo, 10 de mayo, con la participación de otra veintena de artistas de cuatro continentes, cinco de ellos de Extremadura, y entre los que destacan Salif Keita (Mali), la española La Shica o la extremeña Laura.

De esta forma la ciudad se prepara ya para su cita multicultural más importante del año que en este 2009 cumple la mayoría de edad y que volverá a inundar el centro histórico cacereño de danzas y músicas de todo el mundo con grupos venidos desde Colombia, Cuba, Senegal, Israel, Rumanía o Sáhara.

La consejera de Cultura y Turismo de la Junta, Leonor Flores, y la directora de Womad España, Dania Dévora, dieron hoy a conocer en rueda de prensa el cartel de Womad 2009 que contará con los ritmos de Mali (Salif Keita, Amadou & Mariam y Smod); Colombia (Aterciopelados); Cuba (Elíades Ochoa); Francia (Hindi Zahra) o Israel (Mor Karbassi).

También estará representada la música de Rumanía, Eslovenia y Serbia (Paprika Balkanicus); Inglaterra (Rachel Unthank and The Winterset); Senegal (Seckou Keita Quarter); Sudáfrica (BLK JKS); Burkina Faso (Víctor Deme) y Sáhara (Toumast).

En cuanto a la música nacional serán Depedro, Maite Martín y La Shica, junto a los extremeños Alambiqueña del Oeste, Carlos Ojeda, Inlavables, Laura y Manantial Folk los que pongan el acento castellano en los escenarios que se ubicarán una vez más en la Plaza Mayor, la de San Jorge, y las Veletas.

Además, como viene siendo habitual, Womad Cáceres contará también con actividades enfocadas a la participación ciudadana como talleres de música, danza o percusión, orientados para adultos, talleres matinales y vespertinos en los que artistas llegados de todos los rincones del mundo hablarán de su cultura, mostrarán cómo hacer sonar sus instrumentos y harán vibrar al público con sus bailes y danzas tradicionales. Serán sólo en las Plazas de San Jorge y de las Veletas, ya que este año se prescinde de la Plaza de Canilleros.

Asimismo, los más jóvenes tendrán la oportunidad de participar en este festival a través de los talleres infantiles de creación y formación, en los que se realizarán manualidades y trabajos artísticos que se mostrarán a todos en la tradicional cabalgata del domingo que cerrará esta décimo octava edición. Estos talleres tendrán lugar en el Centro Cultural San Jorge.

Tampoco faltará este año la actividad de 'Cocinas del mundo', que se retomó en la pasada edición, un espacio situado junto a la Plaza de las Veletas en el que encontrar sabores y texturas llegadas de diferentes rincones de todos los continentes. Además, como ya es tradición, también se contará con el mercado global, donde perderse buscando instrumentos, música, ropas u objetos de distintas culturas.

CICLO DE CINE WOMAD-CASA ÁFRICA

Como novedad este año la organización de los festivales Womad en España y Casa África han organizado un ciclo de cine que tendrá lugar el viernes, día 8 de mayo de 11,00 a 15,00 horas en la Filmoteca de Extremadura en Cáceres, según señaló Dania Dévora en su intervención.

Se proyectarán un total de cuatro películas y se realizarán mesas redondas en las que analizar los contenidos y la temática de las mismas. Las películas que se verán son: Nha Fala / Mi voz (Portugal, Francia, Luxemburgo, 2002), de Flora Gómez; Momo le Doyen (Francia, 2006), de Laurent Chevallier; Regreso a Gorée (Luxemburgo, Suiza, 2007), de Pierre-Yves Borgeaud; y Tras los pasos de Bembeya Jazz (Burkina Faso, 2007).

Dentro de la actividad deniminada 'Mirada Womad' se proyectarán los documentales que han resultado ganadores de las últimas cuatro ediciones del festival Envideo en la modalidad Documental, Mirada Womad. Todas las proyecciones tendrán lugar el jueves, día 7 de mayo, en la Filmoteca de Extremadura a partir de las 20,00 horas.

ACETRE EN LONDRES

En la rueda de prensa, que ha tenido lugar en el Gran Teatro de Cáceres, se confirmó además que el grupo folk Acetre de Olivenza (Badajoz) actuará el 25 de julio en el festival Womad de Londres, donde también se instalará un stand para promocionar la candidatura de Cáceres como Capital Cultural de Europa en 2016.

La inclusión de grupos extremeños en otros festivales Womad para dar a conocer al resto del mundo la música que se hace aquí, fue una de las premisas que el Consorcio Gran Teatro (Junta de Extremadura, Ayuntamiento de Cáceres, Caja de Extremadura y Diputación Provincial) exigieron a los organizadores del festival ideado por Peter Gabriel y que este año, por primera vez, incluirá en su cita londinense la actuación del grupo oliventino.

Tanto Flores como Dévora coincidieron en hablar de "solidez" e "ilusiones renovadas" en relación al festival Womad tras las "intensas negociaciones" que se vivieron el año pasado y que arrancaron un acuerdo cerrado para la edición pasada y para esta de 2009.

No obstante, ambas mostraron su intención de que el festival, que tiene un presupuesto de 500.000 euros, mantenga una continuidad de futuro porque se trata de "una cita estable en las agendas de muchas personas que se acercan a Cáceres esos días", dijo Dévora, que también anunció que otra novedad de este año será que en los carteles del festival aparacerá el nombre de la ciudad 'Cáceres' ligado al de Womad, ya que antes sólo se podía leer la marca del certamen en solitario.

EVITAR EL BOTELLÓN

Por último, en relación a la posibilidad de adoptar alguna medida de restricción, similar a la que se aplicó en el festival Play Cáceres el pasado mes de octubre, para evitar que se celebrase un botellón en la Plaza Mayor, Flores señaló que "habrá que estudiarlo" y que en cualquier caso, será el ayuntamiento el que debe decidirlo.

No obstante, la consejera mostró su disposición a que se negocie con los hosteleros de la zona unos "precios razonables" de las consumiciones para que no se dé pie a que la gente se lleve la bebida de casa, y que se vigile la entrada de recipientes para que se prevea la celebración de los botellones.