Publicado 10/05/2022 12:07

Abierto el plazo para solicitar residencia en el centro de estudios Charo Cordero de Cáceres para el curso 2022/2023

El presidente de la Diputación de Cáceres, Carlos Carlos, junto a otros diputados en el centro de estudios Charo Cordero
El presidente de la Diputación de Cáceres, Carlos Carlos, junto a otros diputados en el centro de estudios Charo Cordero - EUROPA PRESS

La diputación cacereña subvenciona el 85% del coste y se primará a los alumnos de núcleos rurales, con rentas bajas y buenos expedientes

CÁCERES, 10 May. (EUROPA PRESS) -

El Boletín Oficial de la Provincia (BOP) publica este martes las bases de la convocatoria para la selección de estudiantes de la Universidad de Extremadura (UEx) que quieran alojarse en el Centro de Estudios Internacional Charo Cordero de Cáceres, antiguo colegio mayor Francisco de Sande, que abrirá sus puertas en el curso 2022/2023 tras la remodelación que se ha realizado al edificio, en el que se han invertido 3,8 millones de euros.

Los interesados tienen hasta el 10 de julio para solicitar una de las plazas que se ponen a disposición de los estudiantes con edades comprendidas entre los 18 y 30 años. La capacidad total del centro es de 59 plazas (51 habitaciones individuales y 4 dobles) pero el próximo curso se ofrecerán 52 plazas de alojamiento con servicio de desayuno, comida y cena. Tres de estas plazas se reservan para estudiantes con un grado de discapacidad igual o superior al 33%.

El coste total de la plaza es de 700 euros al mes la habitación individual y de 500 la compartida, pero la Diputación de Cáceres subvencionará el 85% del coste total, por lo que los alumnos pagarán 105 euros en habitación simple y 75 en compartida.

Para poder optar a una plaza es imprescindible estar empadronado en un municipio de la provincia de Cáceres con al menos un año de antigüedad, estar matriculado en la UEx, y tener un umbral máximo de renta familiar que no supere unos parámetros que vienen definidos en la convocatoria publicada en el BOP.

Las solicitudes recibidas se valorarán teniendo en cuenta unos criterios de manera que se primará con 10 puntos a los alumnos que provengan de un municipio inferior a 1.000 habitantes y con 1 punto a los de más de 20.000. El mismo criterio se sigue con la renta por lo que a menos renta, más puntuación de valoración, y de igual forma con el expediente académico, ya que con nota media de sobresaliente se obtendrán 10 puntos.

El objetivo es primar a los alumnos de pueblos pequeños y a las familias más necesitadas, según ha explicado el presidente de la Diputación de Cáceres, Carlos Carlos, que ha presentado este martes la convocatoria junto a los diputados de Reto Demográfico, Álvaro Sánchez Cotrina; el de Infraestructuras, Fernando García Nicolás, y la de Asuntos Sociales, Amelia Molero.

La resolución de las plazas se hará "lo antes posible", una vez concluya el plazo de presentación de solicitudes porque la idea es que los alumnos puedan organizarse para el próximo curso y saber si cuentan o no con plaza en este centro residencial, que será gestionado por la empresa Grupo Asoma Extremadura.

Cabe recordar que esta empresa ha sido la adjudicataria del concurso de gestión por un canon anual de 12.000 euros por 20 años, prorrogables otros cinco más. El equipamiento y el mobiliario ha corrido de su cargo, con un coste total de 307.000 euros, inversión con la que se compensa el canon que debe aportar a la institución provincial por su gestión.

Además del carácter residencial del edificio, situado en el corazón de la parte antigua cacereña, también se destinará a acogimiento de actividades de turismo idiomático y otros cursos de la UEx, a raíz del convenio firmado con la universidad extremeña.

El edificio, que fue en su día colegio mayor, pretende ser también un referente para el desarrollo cultural de la ciudad por lo que podrá acoger actividades artísticas mediante la organización de eventos musicales, literarios, pictóricos o cinéfilos, entre otros.

"Hoy estamos muy satisfechos", ha señalado el presidente que ha recordado el "empeño" de su antecesora, Charo Cordero, fallecida en diciembre de 2020 y que da nombre al centro, por rehabilitar el edificio y volverlo abrir como centro de estudios y colegio mayor, como era antes del cierre por parte del PP.

Así, después de tres años de proyectos, adjudicación, obras, ejecución y "algún que otro imprevisto y contratiempo", ha recordado Carlos Carlos, este martes se han publicado las bases que regularán la selección de alumnos que van a poder estrenar esta residencia el próximo curso.

Más información