Publicado 24/05/2020 13:14CET

La Diputación de Cáceres destina 100.000 euros a las casas cuartel de la Guardia Civil de Coria, Trujillo y Almoharín

Casa cuartel de Ahigal.
Casa cuartel de Ahigal. - DIPUTACIÓN DE CÁCERES

   CÁCERES, 24 May. (EUROPA PRESS) -

   La Diputación de Cáceres destinará este año 2020 un presupuesto de 100.000 euros al plan de mejora en las casas cuartel de la Guardia Civil de la provincia, que cuenta con intervenciones en Coria, Trujillo y Almoharín por un presupuesto global de 100.000 euros.

   En concreto, en Coria se intervendrá en vestuarios, oficina del Seprona, ROCA y vestuarios con un presupuesto de 50.600 euros; en la de Trujillo se hará una reforma y se actuará sobre la pavimentación, instalaciones y saneamiento, por 29.400 euros; y en la de Almoharín e reformarán dependencias oficiales, para lo que se destinan 20.000 euros.

   "Todo lo que desde la Institución provincial podamos aportar para la mejora de las condiciones de vida y trabajo de los miembros de la Guardia Civil redundará en la mejora de las condiciones y calidad de vida de la ciudadanía en su conjunto porque recibirá un mejor servicio y atención", señaló en su momento la presidenta de la institución provincial, Rosario Cordero.

   Las actuaciones aprobadas en 2019 han concluido con intervenciones en las casas cuartel de Trujillo, Torremocha y Ahigal. En este último caso, se ha llevado a cabo una reforma de cerramiento, dependencias y acceso.

   En primer lugar, se ha llevado a cabo la sustitución del cerramiento del frente de la parcela, incluyendo la ejecución de puertas de acceso tanto peatonales como de vehículos, ambas con portero automático y accionables desde el Cuarto de Puertas.

   En segundo lugar, se ha adecuado el despacho del Comandante y el distribuidor-sala de espera, ya que presentaban humedades, instalaciones vistas y otras deficiencias, y se ha dotado a ambas estancias de nuevos acabados e instalaciones eléctricas y de telecomunicación.

   Finalmente, se ha actuado en la mejora de las condiciones de accesibilidad al edificio, concretamente a las dependencias frecuentadas por el público, mediante la ejecución de rampa accesible y nivelación de solados, con la correspondiente eliminación de barreras arquitectónicas existentes.

    En la de Trujillo se ha reformado una de las viviendas de la Casa Cuartel para dotarla de las necesarias condiciones de habitabilidad y funcionalidad. En la actuación cabe destacar la mejora de la envolvente térmica de la vivienda. También se ha trabajado en nuevas instalaciones de electricidad y abastecimiento, tabiquería y carpintería interior.

   Respecto a las instalaciones de Torremocha, se ha actuado en el cerramiento de la parcela en la carretera, que estaba muy deteriorado y con problemas de estabilidad a causa del terreno, raíces de árboles, agua de la cuneta, etcétera, y se ha intervenido en la fachada donde estaba la antigua entrada al cuartel. Esta obra tuvo que ser paralizada debido a la crisis sanitaria, y se terminó el pasado 20 de mayo.