Adif limpia los márgenes de 2.000 kms. de vías para prevenir fuegos

Actualizado 24/06/2014 12:03:37 CET
Vías De Tren
Foto: EUROPA PRESS

MÉRIDA, 24 Jun. (EUROPA PRESS) -

   La compañía Adif ha concluido la fase principal de limpieza y desbroce de los márgenes de las vías de la red ferroviaria convencional, dentro de las actividades para la prevención de los incendios forestales en Andalucía y Extremadura.

   Los trabajos, que se ejecutan desde esta primavera a lo largo de 1.186 kilómetros de vías en Andalucía y 795 kilómetros en Extremadura, consisten en la eliminación y control de la vegetación que crece en la plataforma de la vía y su entorno, con el desbroce y la aplicación de herbicidas.

   Estas actuaciones suponen una inversión total de 2.592.386 euros, de los cuales 1.842.015 euros se han destinado a la prevención en Andalucía y 750.371 euros a Extremadura, informa Adif en nota de prensa.

   Asimismo, estos trabajos complementan el Plan Director de Medidas Preventivas de Verano diseñado por Adif. Las tareas de acondicionamiento también se ejecutan en las áreas colindantes con líneas de alta tensión, subestaciones eléctricas y otras instalaciones ferroviarias que así lo requieren.

   Las líneas Zafra-Huelva, Mérida-Los Rosales, Bobadilla-Algeciras, Linares-Almería, Cáceres-Valencia de Alcántara y Madrid-Cáceres (tramo Navalmoral de la Mata-Cáceres), entre otras, destacan por la "importancia" de los espacios protegidos que atraviesan o que se encuentran cercanos.

   Este plan anual, coordinado con el Plan de Lucha contra Incendios Forestales (Infoca) de la Junta de Andalucía y el Plan Infoex del Gobierno de Extremadura, así como con las medidas recogidas en los convenios para la prevención de incendios suscritos con ambas Administraciones, incluye la recogida de materiales orgánicos de desecho, el desbroce de matorrales y la retirada del material vegetal combustible existente en los márgenes de las vías mediante limpieza mecanizada y tratamiento químico.

PLAN

   Estas actuaciones se enmarcan en el Plan de Prevención de Incendios para la campaña estival de 2014 en líneas de alta velocidad, ancho convencional y, por primera vez, en los más de 1.000 kilómetros de red de ancho métrico que el pasado mes de enero pasaron a ser titularidad de Adif.

   Así, a través de su Centro de Gestión de Red H24, Adif coordina tanto a las empresas operadoras de transporte ferroviario como a sus propias áreas de mantenimiento de la infraestructura y de gestión de tráfico, para reducir al máximo las posibilidades de que se generen incendios en los más de 15.000 kilómetros de vía de su titularidad.

   Entre las medidas de carácter preventivo, se lleva a cabo la revisión regular de los frenos de los trenes de mercancías, así como de los motores de combustión de las locomotoras con tracción diésel y los sistemas de captación de energía eléctrica del resto de locomotoras de las empresas ferroviarias. De igual forma, en las estaciones dotadas de personal, están previstos reconocimientos de seguridad proactiva al paso de los trenes.

   En caso de riesgo meteorológico extremo (altas temperaturas y bajo grado de humedad del aire) podrá restringirse la circulación de ciertos transportes y trenes para determinados recorridos. Para ello, Adif cuenta con información permanentemente actualizada de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) para cada una de las líneas.

   En lo que se refiere a la infraestructura propiamente dicha, el plan recoge la vigilancia sobre los trabajos de mantenimiento susceptibles de ser fuente de ignición, así como las labores de limpieza química y mecánica de vegetación y material de desecho tanto en la caja de la vía como en la zona de servidumbre, especialmente en aquellas líneas catalogadas como de alto riesgo.

   Igualmente se intensifica el control de los detectores de temperatura de los ejes de los trenes a su paso por los mismos, dada su importancia a la hora de determinar si una circulación supone un riesgo de incendio.

   Independientemente de estas medidas, en ocasiones la propia traza ferroviaria hace las funciones de cortafuego, y el personal de conducción de los trenes, el de gestión de la circulación y el de mantenimiento de infraestructura se convierten en herramientas eficaces en la lucha contra los incendios forestales próximos a la infraestructura.

   De este modo, los maquinistas pueden avistar en muchas ocasiones incendios en las proximidades y, a través de los puestos de mando de Adif, dar aviso a los organismos de extinción de incendios de las distintas administraciones.

   Estas actuaciones se integran en el conjunto de medidas preventivas que Adif desarrolla a lo largo de todo el año con el propósito de minimizar el riesgo de incendios que pudieran provocarse por la circulación ferroviaria.

MEDIDAS PREVENTIVAS

   De forma complementaria, Adif ha puesto en marcha su Plan Director de Medidas Preventivas de Verano, que tiene por objeto coordinar todos los elementos que intervienen en el transporte ferroviario y asegurar la calidad del servicio prestado a los usuarios.

   En este sentido, se tienen en cuenta factores como la mayor afluencia de usuarios, debida a la época vacacional, que deriva en un incremento de la ocupación de los trenes y, por tanto, en una mayor longitud de los mismos.

   En cuanto a la infraestructura ferroviaria, el Plan presta especial vigilancia a las dilataciones de la vía y de la catenaria, producidas por las altas temperaturas, para evitar posibles deformaciones que pudieran causar incidencias.

   También se recogen los riesgos externos a la actividad ferroviaria, que se presentan con mayor frecuencia en la época estival, entre los que se encuentran los ya citados incendios en la vía o sus proximidades y las inundaciones por fuertes tormentas o caída de rayos, entre otros.

   En el desarrollo y seguimiento del Plan Director de Medidas Preventivas de Verano participan activamente todas las áreas de Adif, así como las diferentes empresas y operadores relacionados con el transporte ferroviario, tanto de viajeros como de mercancías.