APAG Extremadura Asaja pide la eliminación de las entidades comprobadoras de la autenticidad del porcino ibérico

Porcino
APAG - Archivo
Publicado 05/09/2018 13:54:22CET

MÉRIDA, 5 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Sectorial del Porcino de APAG Extremadura Asaja ha solicitado la eliminación de las entidades certificadoras e inspectoras de la autenticidad del porcino ibérico, alegando un "control excesivo" por parte del sistema de Identificación, Trazabilidad y Calidad (Ítaca).

De esta forma, la organización ha explicado que la propuesta "responde al reclamo generalizado" de ganaderos debido a los "precios abusivos" en la firma de nuevos contratos, así como al "control adicional" que se lleva a cabo, "a pesar de que se cumple" con las normas de trazabilidad que requiere Ítaca, según ha informado APAG Extremadura Asaja en nota de prensa.

Asimismo, la Sectorial del Porcino ha destacado la "importancia de rebajar" a un mes, la edad de sacrificio tanto para el porcino de cebo como para el de cebo de campo, de tal forma que las edades mínimas de sacrificio pasarían a 9, 11 y 14 meses para los porcinos cebados con bellota.

Así, ante esta situación, la organización ha resaltado en una reunión celebrada el pasado martes, 4 de septiembre, "la importancia mayúscula" que el sector porcino tiene para la región y la "necesidad" de que las Administraciones "centren sus esfuerzos" en propuestas que "impulsen" el porcino ibérico, "respetando" los tres modelos productivos de bellota, de cebo campo y de cebo.

Por otra parte y respecto a la norma de calidad para la carne, el jamón, la paleta y la caña de lomo ibérico los integrantes de la Sectorial del Porcino han exigido al Ministerio de Agricultura una "modificación inmediata" de la normativa, así como la inclusión en la misma, de otras peticiones, con el fin de adaptar la normativa a las "necesidades" de los ganaderos dedicados a este sector, ha explicado.

En concreto, alguna de las peticiones incluidas son el mantenimiento de las razas porcinas Duroc de prototipo racial y el Duroc inscrito en el libro genealógico; el "respeto" a los animales de bellota que no han llegado al peso "idóneo" derivándolos a una categoría "menor pero dentro del ibérico" o la "tolerancia" de hasta el 5 por ciento en el peso del lote en mataderos en la fase de control.

Además, en lo que concierne a la fase de industria, la Sectorial del Porcino sugiere implantar un sistema que "garantice" la trazabilidad del deshuesado, troceado y centros de jamón y paleta, al tiempo que se establezca un sistema de etiqueta en los sobres que, junto con la trazabilidad del operador, haga que los loncheados lleguen al consumidor con un elemento que reconozca "al igual que los precintos", ha señalado la organización.

Por último, la sectorial propone desarrollar un sistema que permita asignar a cada explotación de porcino, un cupo fijo respecto a la producción de cerdos de bellota.