La Asamblea de Extremadura, entre los parlamentos regionales europeos que piden dinero de la UE contra la despoblación

Publicado 17/09/2018 18:54:07CET

   Asambleas de Baviera, Voralberg, Asturias, Extremadura, Lombardía y CyL intercambian experiencias de éxito para afrontar este problema

   VALLADOLID/MÉRIDA, 17 Sep. (EUROPA PRESS) -

   Representantes de seis parlamentos regionales de Europa, entre ellos el de Extremadura, han reclamado este lunes en Valladolid la implicación presupuestaria de la Unión para poder desarrollar políticas que ayuden a combatir la despoblación y el envejecimiento.

   Se trata de miembros de las cámaras de Asturias, Extremadura, Baviera (Alemania), Lombardía (Italia) y Voralberg (Austria), además de Castilla y León, que ha ejercido de anfitriona de una jornada del Grupo de Trabajo sobre la despoblación y envejecimiento de los parlamentos regionales de Europa (Calre), del que forman también parte legislativos regionales de Bélgica y Portugal, y cuyas conclusiones se incluirán en el documento que presentarán ante la Eurocámara.

   Así, la secretaria segunda de la Mesa de la Asamblea de Extremadura, Francisca Rosa Romero, ha añadido que en su comunidad la despoblación "no sólo afecta al medio rural", sino también al urbano, debido a un problema "estructural" determinado, entre otros aspectos, por la "falta de infraestructuras" que permitan la dinamización del territorio. "Necesitamos presupuestos para combatir la despoblación, lo que no está presupuestado no se puede hacer", ha asegurado.

   Por su parte, la coordinadora del grupo y presidenta de las Cortes de Castilla y León, Silvia Clemente, ha subrayado el "especial interés" de la Comunidad en albergar este encuentro en pos de una "alianza" para un "problema común" de diferentes regiones de "bastantes estados miembros" de la Unión Europea.

   A su juicio, la despoblación es un "problema silencioso" cuyos efectos a largo plazo pueden ser "devastadores", por lo que ha apostado por fijar "una posición de fuerza" ante la negociación que se lleva a cabo en Bruselas del marco presupuestario para después de 2020 y ha defendido que la política de cohesión de la Unión Europea "tenga en cuenta el reto demográfico".

   Por su parte, el vicepresidente del Parlamento de Lombardía, Carlo Borghetti, ha advertido de que para lograr una Europa "más fuerte", es preciso "escuchar más a los territorios y no sólo a las naciones", pues son éstos, según ha señalado en declaraciones recogidas por Europa Press, los "más cercanos" a los ciudadanos.

   Entre tanto, el vicepresidente del Legislativo de Baviera, Reinhold Bocklet, ha abogado por "reforzar las economías locales" a fin de lograr un desarrollo "homogéneo" que permita "igualar las condiciones de vida" de los territorios como forma de frenar la despoblación.

EL CASO DE BAVIERA

   En este sentido, el político bávaro se ha referido a su región, tradicionalmente "poco desarrollada" en comparación con otros estados de Alemania y que tras la Segunda Guerra Mundial recibía "más de lo que aportaba" al fondo de compensación federal, al cual, sin embargo, contribuye ahora con cerca del 60 por ciento del total.

   Como ejemplo de este éxito, Bocklet ha señalado la política de instalación de fábricas en zonas rurales, como ocurrió con algunas factorías de BMW o Audi, donde la población "no podía vivir sólo de la agricultura".

   En este sentido, el alemán ha destacado la importancia de la formación profesional dual para permitir la cualificación de los habitantes de estas áreas de cara a nuevos empleos industriales, un "elemento estabilizador" en su región.

   Por ello, el vicepresidente del Parlamento bávaro ha enfatizado el papel que la Unión Europea debe jugar "en el fomento de la industrialización de zonas rurales menos pobladas" para mantener así la población.

   En representación de la Asamblea de Voralberg, su presidente, Harald Sonderegger, ha resaltado la importancia de que las regiones "intercambien experiencias" para poder afrontar este problema y ha apostado por "entender las diferentes necesidades de cada una" a la hora de determinar "qué tipo de inversiones son más convenientes en cada caso", a fin de lograr "un desarrollo equilibrado". "Cada región debe tratar de sacarse a sí misma con las ayudas de la Unión Europea", ha aseverado.

   El presidente de la Junta General del Principado de Asturias, Pedro Sanjurjo, ha señalado los problemas que se derivan de la formación de "vacíos en el territorio", como el aumento de las tensiones entre la fauna salvaje y la actividad ganadera, al tiempo que ha puesto el acento en la cuestión del envejecimiento de la población, algo que "no sólo se debe a un cambio sociológico", sino también "a la incertidumbre económica que en muchos casos lleva a las parejas a desistir de su deseo de tener hijos".

PROBLEMA EUROPEO

   Sanjurjo ha insistido en que se trata de un "problema europeo" para el que es bueno "intercambiar experiencias" y ha recalcado que aunque los parlamentos regionales carecen de capacidad ejecutiva, sí pueden "hacer llegar estas experiencias a los gobiernos".

   Esta representación del Calre estará en Castilla y León hasta este martes para participar en dos mesas redondas en las que se debatirá sobre asuntos concretos y se analizarán las experiencias locales de éxito. También se incluye una visita a la provincia de Soria para conocer sobre el terreno las características específicas de la despoblación y el envejecimiento en Castilla y León.

   En el encuentro participan además, por parte de las Cortes de Castilla y León, la secretaria segunda de la Mesa, Belén Rosado (Cs), y la portavoz adjunta del Grupo Parlamentario Podemos, Natalia del Barrio, así como dos expertas de la Dirección General de Agricultura y de la Dirección General de Política Regional de la Comisión Europea, amén de otros expertos cualificados en el ámbito demográfico comunitario.

   Asimismo, estarán presentes investigadores de distintos ámbitos que colaboran con el Calre, provenientes de las universidades de León, Oviedo y Zaragoza; representantes del sector agrario de Castilla y León; asociaciones vinculadas al aprovechamiento de los recursos forestales, y de proyectos de cooperación interregional.