Recaban 155.000 firmas contra el "negocio" en incendios forestales

Actualizado 15/08/2015 13:36:07 CET

   MÉRIDA, 15 Ago. (EUROPA PRESS) -

   Una petición creada por un cacereño a raíz del fuego en Sierra de Gata ha logrado recabar a día de hoy más de 155.000 firmas para evitar los "fines lucraivos" de los incendios forestales a través de la plataforma Change.org.

   En concreto, Francisco Ortiz, que vive a unos 60 kilómetros de Sierra de Gata, pretende con su iniciativa, que está dirigida al Congreso y al Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente una modificación de la Ley de Montes y "así conseguir que el incendio de los bosques no se convierta en un negocio".

   El origen de esta petición radica en la nueva Ley de Montes aprobada el pasado mes de julio en el Congreso de los Diputados. "Esta ley permite construir sobre un terreno que ha sido incendiado si hay motivos de interés público, sin tener que esperar los 30 años marcados como plazo en la anterior Ley de 2003", explica el impulsor de la iniciativa.

   El incendio de la semana pasada en la comarca cacereña ha afectado a más de 7.800 hectáreas de monte, obligando a unos 2.500 vecinos de municipios de la zona a ser evacuados de sus casas. Pero no es una situación nueva, pues ya había ocurrido anteriormente en otras comunidades de España, como Galicia, el País Vasco o Asturias, según indica en su petición.

   "Mucha gente que conozco se ha visto afectada tras el incendio; algunos han perdido parte de su ganado. Parece que interesa quemar los bosques como una especie de negocio", declara Francisco.

   Esto ha sido lo que le ha motivado iniciar una petición a través de change.org/stopleypiromanos dirigida al Congreso de los Diputados y al Ministerio de Agricultura para que "corrijan" la Ley de Montes y que los terrenos quemados "no se puedan utilizar para nada distinto a lo que estaban dedicados".

   "No se debe explotar la madera quemada, ni urbanizar el terreno. Deberán ser recuperados para la misma finalidad al menos durante 30 años", concluye Francisco en su petición.

Para leer más