28 de marzo de 2020
 
Actualizado 11/07/2008 14:50:05 CET

Consejo.- La Junta de Extremadura adquirirá 15.000 dosis de vacuna frente al Virus del Papiloma Humano

MÉRIDA, 11 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Consejo de Gobierno autorizó hoy a la Consejería de Sanidad y Dependencia a convocar el concurso para la adquisición de 15.000 dosis de vacunas frente al Virus del Papiloma Humano (VPH), vacuna que se incluye por primera vez en el calendario de vacunaciones de la Comunidad Autónoma, con una inversión de 1.560.000 euros.

Según informó hoy en rueda de prensa la consejera de Sanidad y Dependencia, María Jesús Mejuto, en concreto se adquirirán 10.000 vacunas en el último trimestre de este año, y 5.000 más en el primer trimestre del año 2009. Asimismo, el presupuesto de licitación es de 1.560.000 euros.

Mejuto explicó que en concreto en la región se vacunará a las niñas que tengan 14 años, que quedarán protegidas frente a una infección por los tipos de virus incluidos en la vacuna, cuya pauta de administración es de 3 dosis, la última a los seis meses de la primera.

De este modo, la vacunación frente al Virus del Papiloma Humano se realizará en los centros educativos extremeños, por lo que comenzará a administrarse en el curso escolar 2008-2009 y, además, con carácter informativo el Servicio Extremeño de Salud distribuirá carteles y trípticos a las direcciones de Salud, centros de Salud y hospitales de la región. Durante su comparecencia, la consejera recordó igualmente que las vacunas frente a dicho virus disponibles en la actualidad protegen frente a los tipos 16 y 18 del mismo, los cuales son responsables del desarrollo de la mayor parte de cánceres uterinos, aunque no de todos.

No obstante, la titular regional de Sanidad resaltó que al administrar la vacuna quedan protegidas frente a una infección de los tipos de virus incluidos en la vacuna. Así, para lograr una profilaxis "eficaz" mediante vacunación se asume que las vacunas deberán administrarse antes de la exposición al virus, por lo que para proteger frente al mayor número posible de infecciones y patologías asociadas al virus la inmunización debe producirse --explicó-- antes del inicio de la actividad sexual, lo cual implica, según Mejuto, que la población prioritaria para la vacunación son las niñas en edad prepuberal y adolescentes jóvenes.

MEDIDA "ADICIONAL".

Por otra parte, recordó que las vacunas frente al cáncer de cuello de útero son profilácticas, no terapéuticas, y añadió que por tanto los programas de cribado siguen siendo necesarios para ofrecer una prevención secundaria a aquellas mujeres que puedan estar ya afectadas por la infección o puedan infectarse en el futuro.

En la misma línea, señaló que los programas de cribado de cáncer de útero basados en la realización periódica de citología, combinada con determinación del Virus de Papiloma Humano, permiten detectar precozmente lesiones precancerosas reduciendo la aparición de casos de cánceres invasores.

Finalmente, apuntó que la vacunación ofrece una medida "adicional" para reducir el riesgo de infección por el citado virus y, por tanto, de cáncer de cuello de útero, pero insistió en que "nunca debe reemplazar ni anular la realización de citología como prevención secundaria".