Detenido en Cáceres el trabajador de una empresa de mensajería por hurtar varios teléfonos móviles

Móviles robados en Cáceres
POLICÍA NACIONAL
Publicado 10/10/2018 12:49:49CET

   CÁCERES, 10 Oct. (EUROPA PRESS) -

   Agentes de la Policía Nacional de la Comisaría de Cáceres han detenido el pasado 8 de octubre a un varón, trabajador de una empresa de mensajería, por un delito continuado de hurto, al ser el presunto autor del robo de varios teléfonos móviles.

   La Policía Nacional ha informado de que en junio del presente año se recuperó un teléfono móvil denunciado como sustraído anteriormente por su legítimo propietario y se procedió a imputarle a un varón por apropiación indebida, quien manifestó que se había encontrado el terminal, cuyo valor ascendía a 600 euros, en la calle.

   Posteriormente, la Brigada de Policía Judicial tuvo conocimiento de que el detenido trabajaba en una empresa de mensajería, por lo cual los investigadores realizaron diversas gestiones para esclarecer los hechos, que dieron como resultado que este hombre habría hurtado más terminales telefónicos con el mismo "modus operandi", es decir, prevaliéndose de su labor profesional.

   Una de las funciones que tiene asignadas era la recepción de la paquetería y su tramitación posterior, y algunos de los paquetes, los de su interés por contener tecnología de fácil salida en el mercado de segunda mano y con alto valor, simplemente no los archivaba como recibidos, constando a la empresa como "siniestro", es decir, pérdida desconocida, según ha informado la Policía Nacional en nota de prensa.

   Dentro de las funciones de Policía Judicial se encuentra el control e inspección de los establecimientos abiertos al público que tienen como objeto la compra y venta de productos de segunda mano para evitar que puedan convertirse en canal de salida de efectos producto de delitos contra el patrimonio como el que ocupa, por lo que se detectaron las ventas realizadas por el ahora detenido.

   En total se le imputan cinco delitos de hurto, ascendiendo la valoración total de los terminales sustraídos a un total de 1.814 euros, algunos de los cuales pudieron ser recuperados y entregados a su legítimos propietarios.

   Por su parte, continúan las gestiones para identificar a los actuales poseedores "de buena fe" que adquirieron los restantes terminales desconociendo su ilícita procedencia y poder recuperar así todos los efectos.

   El detenido, un varón de 27 años de edad, fue puesto a disposición de la autoridad judicial tras la tramitación del correspondiente atestado.