Un detenido de Campanario por presunta estafa de más de 1,1 millones a un banco

Publicado 14/06/2016 12:40:54CET
Policía
POLICÍA NACIONAL

   MÉRIDA, 14 Jun. (EUROPA PRESS) -

   Agentes de la Policía Nacional han detenido el pasado día 9 de junio a un varón de 28 años de Campanario (Badajoz) como presunto autor de una estafa de más de 1,1 millones de euros a una entidad bancaria a través de Internet.

   Además, se le imputan otros 49 delitos de estafa por vender productos informáticos a través de dos páginas web y no entregar los mismos a sus clientes una vez cobrado.

   La investigación comenzó hace varios meses cuando se tuvo conocimiento, a través de varias denuncias interpuestas en diversas localidades de la geografía española y de lo manifestado por "multitud" de usuarios de foros especializados, de una estafa cometida a través dos páginas web.

   En las páginas denunciadas, dedicadas a la venta de productos informáticos, los clientes adquirían determinados artículos, realizando el pago de los mismos y no recibiendo ninguno de éstos, informa la Policía Nacional en nota de prensa.

   Las gestiones practicadas permitieron determinar que estas dos páginas web estaban administradas por otras tantas sociedades mercantiles con domicilio social en la localidad de Campanario (Badajoz), la cuales constaban inscritas a nombre de una misma persona.

   Con la investigación en curso, se recibió una nueva denuncia por parte del Director de Seguridad de una entidad bancaria, en la que se daba cuenta de la estafa sufrida por parte de la entidad para la que trabaja por un importe total de 1.122.925 euros, cantidad que se correspondía con las devoluciones de operaciones bancarias realizadas por las sociedades investigadas a través a través de internet (tpv virtual)

   El presunto autor de los hechos, al recibir las "presiones" de todos los clientes a los que presuntamente había estafado, decidió devolver a través de internet las cantidades cobradas fraudulentamente, "con cargo a las cuentas que las sociedades que administraba tenía en el banco, siendo éste el verdadero perjudicado".

   En concreto, entre los días 4 y 5 de marzo, una de las sociedades realizó unas 2.231 devoluciones, por un valor de 931.988,54 euros, correspondientes a compras realizadas por los clientes entre octubre de 2015 y marzo de 2016 y la otra sociedad realizó 599 devoluciones, por valor de 189.263,68 euros, correspondientes a compras efectuadas entre agosto y marzo de 2016.

ATAQUE INFORMÁTICO SIMULADO

   Cuando el investigado tuvo conocimiento de la denuncia que la entidad financiera interpuso contra él, manifestó que había sufrido un hackeado de su sistema informático, habiendo copiado el hacker la base de datos de facturación e identidad de los clientes, realizando reembolsos de compras ya efectuadas, explica la Policía Nacional.

   En todo caso, la investigación pudo demostrar que estas manifestaciones eran "falsas", y que "no" existió ataque informático alguno.

   Por todo ello, habiendo obtenido los indicios y pruebas necesarias, el pasado jueves día 9 de junio fue detenida la persona investigada, un varón de 28 años, sin antecedentes penales, como presunto autor de un delito de estafa y simulación de delito.

   El detenido fue trasladado hasta dependencias policiales para la tramitación de las correspondientes diligencias, tras las cuales fue puesta a disposición del Juzgado de Instrucción en funciones de Guardia de Villanueva de la Serena.

   Asimismo, continúan las gestiones al objeto de localizar a nuevas víctimas de la estafa.