Actualizado 11/03/2009 16:12 CET

Endesa sostiene que obró "de acuerdo con la ley" al facturar y que el teléfono de atención se saturó por la "alarma"

MÉRIDA, 11 Mar. (EUROPA PRESS) -

La compañía Sevillana-Endesa sostuvo hoy que obró "correctamente, de acuerdo con la ley vigente", en su facturación de los últimos meses en Extremadura, y que la "saturación" de su teléfono de atención al cliente se debió a la "alarma creada en los propios medios de comunicación".

Fuentes del departamento de Comunicación de Sevillana-Endesa indicaron a Europa Press que todavía no han recibido notificación acerca del expediente sancionador que instruye el Instituto de Consumo de Extremadura (ICEx) contra las eléctricas que operan en la región, a causa de problemas surgidos a partir del nuevo modelo de facturación, así como las dificultades de los consumidores para recibir una información adecuada.

Las citadas fuentes de Sevillana-Endesa indican que cuando se reciba la notificación la compañía analizará "en qué terminos está" el expediente del ICEx antes de posicionarse al respecto.

En todo caso, insistieron en que su actuación se ha ajustado a la legislación en vigor, puesto que aplicaron los baremos de estimación que se venían utilizando hasta la fecha al tiempo que recordaron, respecto a las facturas, que ya hay una resolución de la Junta de Extremadura que les obliga a refacturar, lo cual la compañía está "cumpliendo sin necesidad de reclamar" por parte de los usuarios.

Cabe recordar que la decisión del Ejecutivo extremeño establece que las eléctricas que operan en la comunidad revisen sus facturas de diciembre, enero y febrero, a efectos de las devoluciones que correspondan.

"Lo que hay que dar es mensajes a los clientes de que no necesitarían ni pasar por las oficinas ni llamadas de teléfono, porque se les va a refacturar" en los recibos que se emitan a partir del 16 de marzo, precisa la eléctrica. Sevillana-Endesa tiene unos 250.000 clientes en la provincia de Badajoz.