Publicado 02/07/2016 11:01CET

Ensayan con variedades de quinoa para ver si es viable en Extremadura

Cultivo de quinoa de Cicytex
JUNTA

   MÉRIDA, 2 Jul. (EUROPA PRESS) -

    El Centro de Investigaciones Científicas y Tecnológicas de Extremadura (CICYTEX) realizará una visita el próximo miércoles, 6 de julio, al campo de ensayo del cultivo de quinoa, una parcela experimental ubicada en la Finca La Orden, en Guadajira (Badajoz), en el que trabajan investigadores del centro.

   Los responsables del ensayo, Javier Matías y Diana González, van a explicar sobre el terreno el trabajo que están realizando, cuyo objetivo general es evaluar el comportamiento agronómico de cinco variedades de quinoa teniendo en cuenta las condiciones de clima y suelo de Extremadura, para determinar si se trata de un cultivo viable en la región.

   Este trabajo es fruto de un convenio de colaboración entre CICYTEX y la empresa Algodonera del Sur, firmado el pasado mes de abril, según informa la Junta de Extremadura en una nota de prensa.

   La visita, dirigida al sector agroalimentario, comenzará a las 9,45 y está previsto que finalice a las 11,30. Las personas interesadas en asistir pueden formalizar su inscripción en la página web de CICYTEX (cicytex.gobex.es), en el apartado 'Participa'. El punto de encuentro para comenzar la visita es el Centro de Reuniones de la sede central de CICYTEX (A-5 km. 372. Guadajira) a las 09,45 horas.

EL CULTIVO DE QUINOA

   La quinoa es un cultivo de procedencia andina que destaca por ser un alimento completo, equilibrado y nutritivo, no contiene gluten y sí la mayoría de los aminoácidos esenciales. En los últimos años ha experimentado una creciente demanda internacional por la calidad de sus proteínas.

   En la actualidad, se produce en más de 70 países, siendo Bolivia y Perú los principales productores. Otros países en los que este cultivo ya tiene presencia son Francia, Inglaterra, Suecia, Dinamarca, Holanda, Italia, Kenia, India y Estados Unidos. En España la superficie dedicada a la quinoa en 2015 era de 1.000 hectáreas, localizadas principalmente en Andalucía.