Publicado 12/04/2020 15:39CET

Las fuerzas de seguridad distribuirán 238.000 mascarillas entre los extremeños que vuelven a la actividad este lunes

Mascarillas que se comenzarán a distribuir este lunes en Extremadura
Mascarillas que se comenzarán a distribuir este lunes en Extremadura - DELEGACIÓN DEL GOBIERNO

   MÉRIDA, 12 Abr. (EUROPA PRESS) -

   Agentes de la Guardia Civil, Policía Nacional y local, así como los voluntarios de Protección Civil y Cruz Roja van a repartir entre este lunes y el martes un total de 238.000 mascarillas higiénicas en Extremadura, lo cual supone casi un cuarto de la población total de la comunidad, coincidiendo con la vuelta a la actividad de los sectores afectados por el permiso retribuido aprobado por el Gobierno.

   Así lo ha indicado el presidente de la Junta, Guillermo Fernández Vara, en una rueda de prensa tras la videoconferencia con el presidente del Gobierno y del resto de comunidades autónomas, en la que ha señalado que estas mascarillas van dirigidas especialmente a quienes utilicen el transporte público, tal y como viene señalando desde este pasado sábado el Ministerio de Sanidad, en tanto que la decisión sobre la utilización generalizada por parte de la población "no está tomada".

   Al mismo tiempo, ha destacado la importancia, que el propio Vara sitúa por delante incluso del uso de las mascarillas, de las recomendaciones con respecto al mantenimiento de la distancia social de más de un metro, de la higiene personal y del escalonamiento de los horarios de entrada y salida en los centros de trabajo para evitar aglomeraciones.

   En este sentido, Vara ha recordado a quienes tengan que volver desplazarse a su centro de trabajo, que no lo hagan si presentan "el más mínimo síntoma" de la enfermedad, y que en tal caso se llamen al 112 o se pongan en contacto con su centro de salud.

   En todo caso, Vara no espera un gran impacto en la movilidad este lunes, en primer lugar porque en muchos lugares es festivo y la actividad, por tanto, se retomará el martes, y en segundo porque buena parte de la industria de la región ha continuado en funcionamiento debido a que pertenecen al sector agroalimentario o exportador, como es el caso, por ejemplo, del Grupo Gallardo.

   En respuesta a los periodistas sobre si es recomendable el uso generalizado de las mascarillas por parte de la población, ha señalado que el Gobierno aún no ha tomado esa decisión, atendiendo a las recomendaciones de los expertos, si bien ha señalado que él la usa, al tiempo que ha animado a hacerlo a quienes se sientan más seguros por llevarla.

   En cuanto a la distribución de las mascarillas a toda la población en caso de que finalmente se establezca como una obligación, ha señalado que la mejor forma de llegar a todos los ciudadanos es mediante la red de oficinas de farmacia.

EL 60% EN ZONAS URBANAS

   Concretamente, en Extremadura un 60 por ciento del reparto de las mascarillas se llevará a cabo en zonas urbanas y un 40 en el medio rural, según ha informado la Delegación del Gobierno, tras acordarlo en la reunión del Centro de Coordinación de Emergencias de Protección Civil de la comunidad.

   En concreto, en Extremadura, y dadas sus particularidades, dispersión de la población y prevalencia del sector agrario entre otros, las mascarillas se repartirán en estaciones de tren y autobuses; en las paradas del bus urbano; en entradas y salidas de polígonos industriales; lugares donde vuelve la actividad del sector de la construcción, así como en acceso de ciudades y cabeceras de comarcas.

   En estas últimas se tendrán en cuenta criterios como el de la prevalencia del pequeño comercio en los municipios rurales, ahora que los desplazamientos están controlados y sólo permitidos para cuestiones puntuales. También el trasiego y posibles concentraciones de trabajadores que desarrollan actividades agrícolas.

   El reparto y uso de mascarillas se enmarca en la "estricta limitación" de movimientos vigente desde el inicio del estado de alarma y está en consonancia con las prioridades y recomendaciones marcadas por el Ministerio de Sanidad, que defiende la "importancia de la autoprotección" para todos aquellos trabajadores que no puedan teletrabajar ni desplazarse en vehículo particular, en bicicleta o a pie y tengan que utilizar medios de transporte público con una importante afluencia de personas, entre otros sectores de la población.