Actualizado 10/06/2013 13:25:31 +00:00 CET

El Gobierno extremeños flexibiliza los requisitos para que los desahuciados accedan a viviendas sociales

MÉRIDA, 10 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Extremadura ha flexibilizado los requisitos necesarios para que los desahuciados por ejecuciones hipotecarias en la región puedan acceder a una vivienda social en régimen de alquiler.

El Consejo de Gobierno ha aprobado este martes el decreto por el que se establecen estos requisitos, una medida que se toma "para paliar el drama que produce un desahucio hipotecario", y con la que el Ejecutivo extremeño "está siendo pionero en el país", según ha informado en rueda de prensa el consejero de Fomento, Víctor del Moral.

Entre otras medidas, este decreto establece la posibilidad de adjudicar a desahuciados por ejecuciones hipotecarias una vivienda social en régimen de alquiler por un periodo de tres años, que "será progobable si se mantiene la situación económica de las familias", y las rentas del alquiler "serán iguales que las que se establecen para las viviendas de promoción pública".

Además, el decreto tendrá carácter retroactivo, ya que podrán solicitar una vivienda social aquellas familias que hayan perdido su vivienda desde el 1 de enero de 2011, y también se modifica el límite de ingresos de la unidad familiar y su relación con el número de perceptores.

En concreto, según ha señalado Del Moral, cuando una familia tenga cuatro miembros y un único ingreso, podrá tener derecho a acogerse a esta medida cuando éste no supere los 29.235,84 euros netos; si la familia es de tres miembros, el máximo será de 25.059 euros, y si son dos miembros en la unidad familiar, el tope se sitúa en 21.926 euros