Desmatelado un punto ilegal de venta y elaboración de tabaco

Actualizado 23/02/2015 9:56:45 CET
Operación 'Picadillo'
Foto: GUARDIA CIVIL

CÁCERES, 23 Feb. (EUROPA PRESS) -

   Efectivos de la Guardia Civil, pertenecientes a la Patrulla Fiscal y Fronteras con sede en Coria (Cáceres), han desmantelado un punto ilegal de venta y elaboración de tabaco en el marco de la operación 'Picadillo'.

   Asimismo, este cuerpo ha intervenido 5.820 gramos de tabaco picado, 30.850 en hoja y 7.810 picado fino, con un valor en el mercado de 7.125 euros, así como una máquina de picar, un colador y varias cajas de canutillos para la elaboración de cigarrillos.

   Las investigaciones de esta operación se iniciaron a raíz de varias informaciones recibidas sobre la existencia de un establecimiento situado en la localidad de Talayuela (Cáceres), desde el que se vendía tabaco (cigarrillos) elaborados por el titular del mismo.

   La Guardia Civil decidió inspeccionar el establecimiento durante la mañana del pasado día 16 de febrero, momento en el que observó "a primera vista" que sobre la propia barra del mismo existían varias cajas de tabaco con 100 cigarrillos hechos a mano a un precio de ocho euros la caja.

   A partir de estos momentos se le pidió al propietario la autorización para la venta de tabaco, quien manifestó carecer de la misma y aseguró que los cigarrillos los elaboraba él mismo, según ha informado la Guardia Civil en nota de prensa.

   Posteriormente, este cuerpo de seguridad inspeccionó todo el establecimiento y sus anexos, encontrando en un almacén varias bolsas de tabaco picado, una máquina para picar el tabaco y otra para rellenar los canutillos y preparar los cigarrillos.

   Igualmente, se encontraron varias cajas vacías de canutillos y filtros para hacer cigarrillos, así como sacos con hojas de tabaco que "supuestamente" se utilizarían para picar y posteriormente elaborar los cigarrillos.

   La Guardia Civil levantó la correspondiente acta por infracción en materia de contrabando, por tenencia y por elaboración de tabaco, sin precintas ni documentos que verifiquen su procedencia.

   También, este cuerpo de seguridad ha considerado que los hechos constituyen una "infracción grave" a la Hacienda Pública, y aunque no se puede determinar la cantidad de tabaco vendido, se ha realizado sin las correspondientes autorizaciones de elaboración y venta de labores de tabaco y sin el tratamiento establecido por las envasadoras de este producto.

   Además de sin verificarse los productos que pudieran llevar las hojas de tabaco y sin pagar los correspondientes impuestos por su venta, "pudiendo haber sido bastante considerable la cantidad defraudada a la Agencia Tributaria".

   Cabe destacar que la Guardia Civil dispone en esta comandancia de dos patrullas del Servicio Fiscal y Fronteras, situadas en las localidades cacereñas de Coria y Valencia de Alcántara, las cuales cubren las necesidades de vigilancia, "principalmente sobre el ámbito fiscal".

   Así, vigila todo lo relacionado con la venta de productos falsificados, infracciones contra el mercado de tabacos y el uso de gasóleos agrícolas en vehículos no autorizados, de hecho durante el año 2014 han realizado un total de 267 inspecciones en establecimientos.

   Como fruto a estas inspecciones, se han levantado 181 acta-denuncia por infracciones a la Ley del Mercado de tabacos o de hidrocarburos, y se han aprehendido 761 kilogramos de tabaco dispuesto para su venta ilegal.

   Igualmente, entre ambas patrullas se reparten los 224 kilómetros de frontera con Portugal, donde realizan numerosos controles de personas y mercancías junto con la Gendarmería Nacional Portugal, en evitación del fraude fiscal y la evasión de capitales.

Para leer más