Actualizado 17/10/2015 13:51 CET

La Junta sacará la madera privada de fincas privadas en Sierra de Gata

Begoña García en Sierra de Gata
JUNTA DE EXTREMADURA

   MÉRIDA, 17 Oct. (EUROPA PRESS) -

   La consejera de Medio Ambiente y Rural, Políticas Agrarias y Territorio de la Junta de Extremadura, Begoña García, ha visitado este sábado las obras de emergencia que está realizando la administración regional en la zona afectada por el incendio, donde ha informado a los alcaldes que la Administración regional sacará la madera quemada que aún permanezca en las fincas privadas.

   De esta forma, la consejería actuará de forma subsidiaria sobre aquellos montes privados afectados por el incendio de Sierra de Gata cuyos propietarios no soliciten el permiso correspondiente para retirar la madera quemada o autoricen de "forma expresa" a la Junta de Extremadura para realizarla, según la resolución de 15 de octubre de 2015 sobre notificación de apercibimiento previo en los terrenos incluidos en la declaración de `Zona de Actuación Urgente*.

   El plazo marcado en la citada Resolución, por la que se apercibe a los propietarios, es de diez días hábiles a partir de la fecha siguiente a su publicación en el Diario Oficial de Extremadura (DOE), tras lo cual la Administración determinará la ejecución subsidiaria de la retirada de la madera quemada de estas fincas privadas con renuncia, por parte de los propietarios, a cualquier tipo de aprovechamiento que de ella se genere.

   Está resolución de notificación es consecuencia del incumplimiento por los propietarios de montes privados de los veinte días que se les concedió para retirar la madera quemada o bien autorizar a la Administración para hacerlo, según la Resolución de 19 de agosto (DOE 4/9/2015) por la que se procedió a declarar como Zona de Actuación Urgente los terrenos forestales afectados por el incendio, de acuerdo con el artículo 274 de la Ley Agraria de Extremadura.

   La consejera ha señalado a los alcaldes que la Junta asumirá los costes de esa retirada de madera. Hay que recordar que la Junta de Extremadura ha inyectado una dotación de cinco millones de euros para las obras de emergencia en la zona, a los que hay que sumar los 500.000 euros que ha aportado de momento el Gobierno central.

OBRAS DE EMERGENCIA

   La consejera ha estado acompañada por el director general de Medio Ambiente, Pedro Muñoz, y el profesor de la Universidad de Extremadura, Fernando Pulido, que dirige esos primeros trabajos de restauración.

   En ellos, casi un centenar de trabajadores, agrupados en diversas empresas de la comarca de Gata, trabajan en las tareas de restauración en 1.800 hectáreas de pinar que se quemaron durante los incendios del pasado verano y sobre otras 4.000 de matorral

   Las actuaciones en robledal y castañar se posponen por criterios técnicos hasta 2016 esperando su capacidad de rebrote natural y actuar en consecuencia, según ha informado la Junta en una nota de prensa.

   Las obras se centran en la instalación de diques y otras medidas de contención de la erosión. Las tareas se iniciaron en las zonas de más riesgo por su pendiente y ausencia de cobertura vegetal. Así, en el embalse de la Cervigona de Acebo se han instalado barreras flotantes para confinar los materiales arrastrados (para su posterior retirada) y evitar una contaminación generalizada.

   De esta manera se siguen las indicaciones acordadas por la consejería de Medio Ambiente, en colaboración con la Universidad de Extremadura, ayuntamientos y asociaciones de la zona, con las que se pretende un importante cambio en el modelo forestal extremeño.

   Junto a esas tareas forestales, otras tres empresas trabajan desde septiembre para la reconstrucción de los caminos rurales que sufrieron los efectos del fuego el pasado mes de agosto.