Actualizado 15/08/2014 11:48 CET

El Museo Nacional de Arte Romano de Mérida realiza cursos para que los niños recreen la fundación de Augusta Emerita

Museo Arte Romano Mérida
Foto: EUROPA PRESS

MÉRIDA, 15 Ago. (EUROPA PRESS) -

   El Museo Nacional de Arte Romano (MNAR) de Mérida realiza cursos de verano para que los niños recreen la fundación de Augusta Emerita en el bimilenario del fallecimiento de Augusto, el fundador de la ciudad.

   En declaraciones a Europa Press Televisión, el conservador del MNAR de Mérida Rafael Sabio González ha explicado que los cursos tienen una duración de cuatro días en los que los participantes realizan diferentes actividades.

   Así, y como ha indicado, el primer día los niños se dividen en grupos y hacen el ritual del arado, trazan las calles y colocan algunas obras, como por ejemplo el puente o el acueducto, mientras que el segundo de los días empiezan a hacer acuñaciones con barro con un molde y realizan y construyen la muralla romana.

   Además, ha relatado que el tercer día terminan las monedas y colocan otros monumentos entre los que se encontrarían el teatro, anfiteatro, el Arco de Trajano y el Templo de Diana.

   Finalmente, el último día visitan la exposición que el museo tiene abierta al público sobre Augusto y la ciudad de Mérida y, al acabar el recorrido, reciben la sorpresa del propio Agripa, quien les entrega la casa para que la coloquen en la ciudad como si de los "mismos colonos se tratase".

   Cada curso consta de 12 alumnos que van desde los seis hasta los once años, para los que estas actividades son una forma de aprender "diferente", ya que, como ha matizado el conservador de MNAR, los museos son uno de los centros "privilegiados" para la educación "no formal", es decir, esa educación en la que se educa a los niños de una forma indirecta.

   Miriam, de 10 años, y Lara, de nueve, han aprendido muy bien la lección y han recordado que en 'Augusta Emerita' había "dos calles principales", 'Decumanus' y 'Cardo'.

   También han apuntado que se debe decir Augusta en primer lugar, porque siempre se dice antes el emperador, además de añadir Miriam que Augusto creó esta ciudad para que los "jubiladillos" de la legión pudiesen "descansar".

   Las niñas han contado lo aprendido mientras recreaban la fundación de la ciudad, así, las menores han resaltado que primero han hecho el puente porque los romanos así lo hicieron para poder pasar a la ciudad, y más tarde el acueducto para poder tener agua.

   Por otro lado, Celia, de seis años, ha explicado cuál es el proceso que se sigue en el curso para la fabricación de monedas de barro, el cual empieza por aplastar este material para que quede marcado el dibujo, mientras que el siguiente paso es cortar la moneda para luego ponerle MNAR.

   Por lo que los niños han contado, Rafael Sabio González ha indicado que les está resultado "agradable" la experiencia, aunque ha apuntado que son "más transmisores" los padres que los niños.

Para leer más