La reforma fiscal de Monago sigue su tramitación con peticiones varias por parte de la oposición

Actualizado 08/01/2015 11:59:04 CET

Vara dice que la reforma "suena a antiguo"; IU pide recaudar más y mejor; PREX-CREX aplaude una bajada impositiva; y el PP defiende la propuesta

   MÉRIDA, 8 Ene. (EUROPA PRESS) -

   La reforma fiscal que plantea el Gobierno del 'popular' José Antonio Monago en Extremadura continúa su tramitación parlamentaria con diversidad de peticiones por parte de los grupos de la oposición.

   En concreto, la medida ha superado este jueves el debate de totalidad en sesión plenaria en el Parlamento regional, sin que ninguno de los grupos políticos haya formulado enmienda global sobre el texto del Ejecutivo autonómico.

   De este modo, la propuesta de la Administración regional ahora continúa su tramitación en comisión y volverá a ser abordada dentro de unas semanas por el pleno de la cámara legislativa para el debate definitivo de enmiendas parciales y su aprobación final, si procede.

BENEYTO

   Durante el debate de totalidad de este jueves, el portavoz del PREX-CREX, Damián Beneyto, ha defendido que la presión fiscal en Extremadura es "muy alta" y que por ello "hay que bajar los impuestos", al tiempo que ha señalado que ello "no puede ser a costa" de "peores" servicios en sanidad, educación o dependencia.

   Beneyto ha recalcado así que PREX-CREX dice "sí" a la bajada de impuestos "pero" que esperará para ver "dónde" se aplica la misma; al tiempo que ha reclamado la desaparición del impuesto sobre hidrocarburos y el del canon del agua, así como que la cuota de la base imponible del impuesto de sucesiones y donaciones sea "la menor posible" para evitar, ha dicho, "deslocalizaciones fiscales".

   Ha señalado también que está "de acuerdo" con la adopción de medidas contra el fraude fiscal, en una región como la extremeña que es de las que "más" economía sumergida tiene.

ESCOBAR

   Por su parte, el portavoz de IU en el Parlamento extremeño, Pedro Escobar, ha señalado que su partido globalmente no" está a favor de "ninguna reforma fiscal que pretenda recaudar menos", y ha defendido también el planteamiento de que hay que recaudar "mejor"; al tiempo que ha dicho que su formación va a "apoyar todas" las medidas que se planteen para luchar contra el fraude fiscal.

   También se ha mostrado "a favor" de la modulación de los impuestos directos, que "son los que gravan las circunstancias concretas de cada contribuyente"; y ha defendido la "progresividad" en los impuestos indirectos, que "son los que fastidian por igual a unos y a otros".

   Asimismo, sobre el cumplimiento del déficit y la reducción de la deuda, ha lamentado que "no pasó nada" a las CCAA que "no" cumplieron. "Hicimos un poco el tonto siendo más papistas que el papa", ha espetado, al tiempo que se ha preguntado también si "de verdad" se puede "aligerar la carga" impositiva en la comunidad con las actuales cifras de paro de la región.

   Sobre que el impuesto de sucesiones y donaciones se pueda invertir en empresas, ha señalado que IU está "en contra" porque "quien tiene que decidir el destino del dinero es el Gobierno (regional)". También se ha mostrado "a favor" de la eliminación del canon del agua, que según ha apuntado ha tenido "un fin recaudatorio" y que ahora "debería quitarse de un plumazo". Asimismo, ha apostado por que el impuesto de hidrocarburos "se elimine".

VARA

   A su vez, el presidente del Grupo Socialista en el Parlamento regional, Guillermo Fernández Vara, ha considerado "inaudito" que la reforma fiscal sea planteada por el Gobierno a poco tiempo --ha señalado-- de la disolución de la cámara autonómica, y ha recordado que "la mayoría" de las medidas que incluye deberá ser aplicada por el nuevo ejecutivo que surja de las urnas el próximo mes de mayo.

   Tras indicar así que la reforma tributaria que plantea el Gobierno regional "suena a antiguo" y está "exclusivamente basada en cómo tributan las rentas del trabajo", ha dicho que el PSOE no ha presentado una enmienda a la totalidad sobre la misma porque planteará una "nueva" ley fiscal en la región si accede al gobierno tras las próximas elecciones.

   Vara igualmente ha señalado que el PSOE durante su etapa de gobierno era "más original" y trataba de que "pagaran más los que más tienen", a diferencia del PP que ahora basa su reforma fiscal "exclusivamente" en la tributación de las rentas del trabajo.

   En cuanto al déficit, ha negado que fuera del 6,8 por ciento cuando accedió al gobierno el PP en la región, y ha considerado que la afirmación al respecto defendida por el ejecutivo de Monago "era la llave para hacer los recortes que se hicieron" en materia sanitaria, educativa, agraria, etcétera.

   "Se hicieron muchas cosas que afectaron a mucha gente", ha dicho, al tiempo que ha lamentado que Monago haya "presumido de ser los campeones del cumplimiento del déficit" cuando "otros que no presumieron de ser los campeones del déficit sino de todo lo contrario pidieron dinero a Madrid y ahora no tienen que pagar los intereses".

   Ha recordado también que el Ejecutivo regional ahora defiende el empleo público cuando criticaba, ha dicho, las medidas que en ese mismo sentido aplicaba el PSOE durante su etapa de gestión; y ha criticado las cifras de paro que acumula la región.

CANTERO

   A su vez, el portavoz parlamentario del PP, Miguel Cantero, ha tachado de "trascendental" la reforma fiscal que plantea el Ejecutivo autonómico, y ha dicho que con la misma Extremadura dejará de ser la comunidad con la "mayor" presión impositiva del país, al tiempo que ha destacado la "bajada de impuestos" y las "deducciones" a distintos colectivos que ha venido aplicando la Administración regional durante esta legislatura en la región.

   Ha invitado también al PSOE a abandonar "intereses partidistas" en esta materia, al tiempo que ha criticado "la negación por la negación" que aplica dicha formación a su juicio en este tema y en otros; y ha recordado que "año tras año" se "subían los impuestos" durante las etapas de gobierno socialista en la comunidad, mientras que ahora con el PP se "bajan" impuestos. "Bajar impuestos siempre es resultado de una buena gestión", ha espetado.

   Cantero ha defendido, asimismo, que con la reforma fiscal de la Administración regional se beneficiará un "99 por ciento" de los extremeños, al tiempo que ha dicho que ello es consecuencia de la "estabilidad" financiera que el Ejecutivo autonómico ha logrado --señala-- aplicar en la comunidad.

MONAGO

   A su vez, para cerrar el debate, el presidente de la comunidad, José Antonio Monago, ha señalado que con la reforma fiscal "integral" se reducirá la presión impositiva, al tiempo que se mantendrán --ha incidido-- los servicios sociales en la región y que se pretende "que quien más tiene más pague, y que quien no paga pague, persiguiendo el fraude fiscal".

   Ha defendido igualmente que su ejecutivo buscará "todos los puntos de encuentro" en un tema que "es muy serio" como el de una bajada de impuestos, ha sentenciado. "La rebaja fiscal nos puede aportar 300 millones de ingresos adicionales que los vamos a destinar fundamentalmente a los servicios esenciales de nuestra comunidad, a no dejar a nadie en el camino, sin atender en la comunidad", ha señalado.

   En respuesta a Guillermo Fernández Vara, el jefe del Ejecutivo regional ha lamentado que aquél "no" haya hablado de "impuestos" durante su intervención, al tiempo que ha incidido en que al socialista "le gusta subirle impuestos a los ciudadanos".

   Asimismo, en alusión al momento en el que se presenta la reforma fiscal a pocos meses de unas elecciones, Monago ha señalado que el socialista "no va a ganar las elecciones" para poder aplicar la misma, sino que las ganará --ha dicho-- el PP.

   De igual modo, ha destacado que "hay menos tasa EPA de paro en Extremadura ahora que en diciembre de 2011", al tiempo que ha criticado que el "modelo" de Fernández Vara para Extremadura en este tema y en otros "es el de Andalucía".

Para leer más