Publicado 28/06/2020 10:40:05 +02:00CET

Los sanitarios de Cáceres recibirán atención psicológica tras sufrir "niveles de estrés desconocidos"

Exterior del nuevo Hospital Universitario de Cáceres
Exterior del nuevo Hospital Universitario de Cáceres - EUROPA PRESS - Archivo

   CÁCERES, 28 Jun. (EUROPA PRESS) -

   El Área de Salud de Cáceres ha puesto en marcha esta semana un programa de salud mental para todos los profesionales de la sanidad que se han visto afectados emocionalmente en los últimos meses durante la pandemia de la Covid-19.

   Cabe recordar que este área sanitaria ha sido la más castigada por el coronavirus en Extremadura, con más de 650 pacientes hospitalizados y 271 fallecidos, y un "buen número" de profesionales han sido víctimas de la enfermedad, dos de los cuales han fallecido, informa la Junta en nota de prensa.

   Los responsables del área de salud cacereña han impulsado esta iniciativa debido a que los trabajadores de los centros sanitarios, en todas sus especialidades y categorías, han sufrido desde el pasado mes de marzo "unos niveles de estrés desconocidos hasta el momento", y es ahora, al descender la presión asistencial, cuando "empiezan a aparecer las primeras consecuencias emocionales" entre los afectados.

   Las principales medidas incluidas en este programa son la creación de una consulta monográfica de psicología clínica para la atención a los profesionales del Área y la implantación de sesiones de terapia para grupos reducidos de 6 a 8 personas con frecuencia semanal.

CONSULTA PSICOLÓGICA

   Podrán tener acceso a este programa todos los trabajadores de los centros sanitarios del área de salud que requieran apoyo psicológico, quienes deberán solicitarlo a través de los servicios de prevención de riesgos laborales, que actuará de enlace con el Servicio de Salud Mental y los demás servicios sanitarios.

   La Gerencia ha contratado a una psicóloga clínica para atender esta consulta monográfica, ubicada en el Hospital San Pedro de Alcántara, que ya ha empezado a atender durante esta semana a los primeros profesionales que lo han requerido.

   La incertidumbre, el miedo al contagio propio o de sus familiares, la soledad, la intensidad de las horas de trabajo, el aumento alarmante de fallecimientos, la comunicación de malas noticias a los familiares de los pacientes, junto al hecho de no poder controlar una situación sanitaria desbordada, son las principales causas de estrés que están pasando factura en estos días a una parte importante de los trabajadores del ámbito sanitario.

   Según explica la coordinadora de Salud Mental del Área, Julia García White, durante el período más duro de la crisis los trabajadores de la sanidad "no han podido gestionar su malestar emocional porque había prioridades asistenciales", pero ahora es "fácil" que aparezcan síntomas como ansiedad, tristeza, astenia, desesperanza, incertidumbre, apatía, incapacidad para experimentar placer o insomnio, que es necesario valorar y tratar.

DESGASTE PROFESIONAL

   La implantación de este programa de salud mental también pretende prevenir otros efectos que pueden producirse a medio y largo plazo, como son el síndrome de desgaste profesional -también conocido por la expresión inglesa "burn out" o "síndrome del quemado" - o el estrés postraumático.

   El síndrome de "burn out" ocasiona cansancio emocional y desgaste en el trabajo, que puede llevar al profesional a sentirse ineficaz en su profesión, generando sentimientos de culpa, y suele ir acompañado de síntomas depresivos moderados o severos.

   El Trastorno de Estrés Postraumático (TEPT), que puede aparecer tras situaciones vitales traumáticas, se caracteriza por el miedo exacerbado a sufrir una situación parecida, la reexperimentación intensa de experiencias vividas de forma traumática con anterioridad, pesadillas, evitación de situaciones similares, que pueden incapacitar a los profesionales para desempeñar su actividad laboral.

Contador

Para leer más