El verano llega con tiempo estable, lluvia en el extremo norte y temperaturas frescas en el oeste y calurosas en el este

Publicado 17/06/2019 17:59:16CET
LA MARINA DE VALÈNCIA

   MADRID/MÉRIDA, 17 Jun. (EUROPA PRESS) -

   La primavera llegará a su fin este viernes dando paso al verano y a la estabilidad en la mayor parte del país, menos en el extremo norte donde se esperan precipitaciones mientras que las temperaturas serán "relativamente más frescas" de lo normal en la vertiente atlántica y, por el contrario, seguirán siendo más calurosas en el tercio este peninsular y en Baleares, según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), que señala que el fin de semana "se podrá hablar de calor", al menos en el valle del Ebro y en el sur.

   El portavoz de la Aemet, Rubén del Campo, ha explicado a Europa Press que el martes llegará una borrasca atlántica, que dejará cielos nubosos en Galicia donde lloverá a partir del medio día y ha añadido que esos chubascos podrán ser fuertes, persistentes y tormentosos en el oeste de Galicia.

   Además, ha indicado que en el resto de Galicia las lluvias serán más débiles y que se podrán extender a Asturias y a la provincia de León y en el resto, apenas se espera algún intervalo nuboso en zonas de montaña, en el norte de las islas Canarias de mayor relieve, alguna nube y quizás algunas lluvias débiles.

   Las temperaturas descenderán este martes en el tercio oeste de la Península a consecuencia de la borrasca que llevará vientos frescos del Atlántico. Sin embargo, subirán en el tercio este de la Península y hará calor, especialmente en el valle del Ebro, en Navarra y Aragón, donde se superarán los 36 grados centígrados y también hará calor en el interior de la Comunidad Valenciana, donde se podrán superar los 35ºC.

   De hecho, el portavoz ha dicho que se han activado avisos de riesgo (amarillo) por altas temperaturas en la ribera de Navarra, en la ribera del Ebro de Zaragoza y en la comarca del Bajo Aragón en Teruel.

   Mientras, se esperan este martes de 30 a 33ºC en el centro y sur; unos 30ºC en la meseta norte y Cantábrico oriental; entre 33 y 34ºC en Cataluña; entre 28 y 30ºC en Extremadura y Andalucía y algo más frescos, entre 23 y 25ºC en el cantábrico occidental y unos 20 a 22ºC en Galicia.

   Respecto al miércoles, Del Campo ha indicado que seguirá la borrasca, por lo que se mantendrán las lluvias en Galicia, en Asturias y podrían afectar también, de forma más débil, al noroeste de Castilla y León, y quizá también se podrían extender algo a Cantabria.

   En el resto del país habrá pocas nubes y no se esperan precipitaciones, aunque las temperaturas descenderán en el tercio norte peninsular y, en general, en toda la vertiente atlántica, mientras que subirán algo más en las comunidades mediterráneas.

   Ese día las máximas más altas se darán en la mitad oriental, en el valle del Ebro; en el interior de Valencia, Murcia, Almería y Málaga, donde se podrán superar los 35ºC. En Mallorca se puede llegar a unos 32ºC, igual que en Cataluña, según el portavoz que añade que en el centro y sur de la Península el mercurio se situarán entre 28 y 30ºC; en la meseta norte de 26 a 28ºC y en le Cantábrico, entre 22 y 25ºC.

   De ese modo, ha precisado que tanto el martes como el miércoles las temperaturas serán algo más frescas de lo normal en la vertiente atlántica y algo más calurosa en la mediterránea.

   En cuanto al jueves, prevé que las lluvias queden restringidas a Galicia, extremo norte, las comunidades cantábricas y Pirineos y que se podrían extender a otros puntos del tercio norte como el alto Ebro.

   Del Campo ha añadido que estas lluvias podrán estar acompañadas de tormentas, mientras en el resto se producirán intervalos nubosos. Ese día las temperaturas bajarán en el norte y en el este peninsular y comenzarán a subir por el oeste.

   En el Cantábrico y Galicia se prevén entre 18 y 22ºC; en el nordeste (Aragón, Cataluña y Baleares), entre 30 y 34ºC; en el centro y sur entre 28 y 32ºC; en el sureste, Murcia, Almería y Málaga, hasta 35ºC, mientras en la meseta norte se quedarán en torno a 28ºC; en Extremadura unos 30ºC y en el Guadalquivir, unos 32ºC.

CALOR EN EL PRIMER FIN DE SEMANA DEL VERANO

   El viernes comenzará el verano con lluvias en el extremo norte que se extenderán a otros puntos del nordeste peninsular de modo que en Cataluña, Navarra y norte de la Comunidad valenciana puede haber lluvias acompañadas de tormentas que podrían ser puntualmente fuertes. Las temperaturas seguirán subiendo por el oeste y, por el contrario, descenderán en el este.

   Las más cálidas se producirán en el valle del Guadalquivir, donde podrán llegar a 35ºC; en el centro y sur se quedarán entre 30 y 32ºC; entre 28 y 30ºC se situarán en la meseta norte y en el nordeste, al tiempo que en Galicia y en el Cantábrico seguirán entre 18 y 22ºC y en las comunidades mediterráneas entre 28 y 30ºC.

   Por último, ha indicado que el primer fin de semana del verano las lluvias podrían seguir afectando al extremo norte y las temperaturas tenderán a subir. "Se podrá hablar de calor en el centro, sur y valle del Ebro", ha pronosticado Del Campo que ha resumido que el verano llegará con calor, sobre todo en el este y con algunas lluvias débiles en el norte y tormentas fuertes en el noreste.

Para leer más