Actualizado 28/05/2010 11:06:22 +00:00 CET

La XVI Feria Ibérica de la Alfarería y el Barro reúne en Salvatierra a más de 60 empresas de España y Portugal

BADAJOZ, 28 May. (EUROPA PRESS) -

La XVI Feria Ibérica de la Alfarería y el Barro reúne en la localidad pacense de Salvatierra de los Barros durante estos días a más de 60 empresas procedentes de España y Portugal.

En concreto, participan 16 empresas alfareras locales, 14 procedentes de distintas comunidades autónomas españolas y 34 de Portugal, que en esta ocasión darán un especial protagonismo al papel de la mujer en esta profesión artesanal.

La feria se inauguró en la tarde de ayer en Salvatierra por parte de la vicepresidenta Segunda de la Junta de Extremadura, María Dolores Aguilar Seco, acompañada por el alcalde de la localidad, Tomás Mesa y del presidente de la Cámara Municipal de Reguengos de Monsaraz, localidad portuguesa invitada, según informa la Mancomunidad Sierra Suroeste en nota de prensa.

Así, la vicepresidenta Segunda destacó que esta feria es la "más importante" de España en el ámbito de la artesanía, y resaltó la importancia de la artesanía en el desarrollo económico de muchas localidades de la región, así como la importancia de un desarrollo logístico, como la Federación Extremeña de Artesanía, "como punto de referencia en el sector".

Para Aguilar, la artesanía es referente de innovación y diseño, que representa a casi 300 empresas extremeñas, por eso "la Junta y demás Administraciones Públicas se apoya esta profesión, por el esfuerzo que supone sacar los negocios adelante".

Por último, recalcó que en "Salvatierra convergen todos estos factores", además de agradecer la presencia de los amigos portugueses, con los que nos unen tantas cosas".

Finalmente, el alcalde de Salvatierra resaltó esta decimosexta edición de la feria supone la "consolidación de este evento". "Hemos superado tres lustros de complicaciones para celebrar esta feria", dijo.

"Después de 15 años hay que replantearse algunas situaciones y abordar retos futuros. Cuesta mucho trabajo luchar, seguir adelante con una feria de estas características en un municipio como Salvatierra", añadió el alcalde, que mostró su convicción en que la localidad "labrará un futuro para dejarle a las generaciones venideras, la alfarería como legado".

Por su parte, el presidente de la Cámara Municipal de Reguengos de Monsaraz señaló que "esta feria es muy importante para promover la hermandad entre Reguengos y Salvatierra" o lo que es lo mismo "se trata-añadió-" de una feria transfronteriza entre el Alentejo y Extremadura".