Actualizado 12/06/2007 16:16 CET

La Xunta tutelará a los dependientes que no puedan recibir la atención de sus familiares

Galicia Actual

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 12 Jun. (EUROPA PRESS) -

El vicepresidente de la Xunta, Anxo Quintana, anunció hoy la puesta en marcha de una fundación que tendrá como objetivo tutelar a los mayores y personas dependientes que no puedan recibir el cuidado y la atención de sus familiares directos.

Durante su comparecencia en la Cámara para explicar la aplicación del Sistema Galego de Atención á Dependencia, Quintana precisó que la Xunta trabaja ya en la creación de este nuevo organismo, la "Fundación Galega para a Tutela de Adultos", cuyo principal objetivo será "responsabilizarse" de la tutela de aquellas personas que no puedan ser tuteladas por sus familiares.

En el mismo sentido, avanzó que en el Consello de la próxima semana se abordará ya el decreto de creación del Servicio Público Galego de Transporte Adaptado, conocido como 065, y cuya finalidad será trasladar a las personas dependientes que no puedan hacerlo por sí mismas.

El vicepresidente gallego apuntó que estos servicios se inscriben en el nuevo Sistema Galego de Atención á Dependencia, un sistema del que formarán parte a final de este año los 16.500 grandes dependientes gallegos, tras la valoración que la Xunta comenzó este mismo mes. Así, este proceso de valoración dará lugar a un Plan Individualizado de atención, en el que se detallarán los servicios y prestaciones que le corresponden a cada persona valorada como dependiente.

En este sentido, precisó que los grandes dependientes percibirán un sueldo de 1.014 euros al mes, mientras que los dependientes cobrarán 774 euros al mes. En Galicia hay más de 91.000 personas dependientes, el 3% de la población, de los cuales 16.500 son grandes dependientes.

Entre los servicios previstos por el sistema se establecen los de prevención y promoción de la autonomía personal, la teleasistencia, la ayuda a domicilio, los centros de día y de noche y los centros residenciales. De este forma, el dispositivo estará preparado desde el próximo mes de enero y estará formado por 54 profesionales entre médicos, psicólogos, trabajadores sociales, terapeutas ocupaciones y administrativos.

EMIGRANTES RETORNADOS

Además, Quintana subrayó que Galicia reconocerá el derecho al acceso a los servicios y prestaciones previstas en el Sistema Galego de Atención á Dependencia a los emigrantes retornados. Precisamente, apuntó que, de los 220 millones de euros destinados por el Estado a todas las autonomías para 2007, Galicia percibirá 12,7 y recalcó que se han tenido en cuenta los criterios de dispersión territorial y población, incluidos los emigrantes.

El vicepresidente subrayó que ya está en tramitación el decreto por el que se regula el procedimiento para el reconocimiento de la situación de la dependencia y del derecho a las prestaciones del sistema en Galicia, así como en el catálogo de servicios y prestaciones económicas que recibirán las personas dependientes.

En el mismo sentido, recordó que el dispositivo del sistema cuenta con cuatro autobuses itinerantes que informan sobre los beneficios del nuevo servicio y de una red estable de asesoramiento y recogida de solicitudes de valoración que, hasta el momento, atendió a más de 17.000 personas. "Y esto no es propaganda, como dice el PPdeG, sino que está recogido en la propia ley. Si no informamos a la gente como no vamos a poder valorar luego su situación", dijo al defenderse de las críticas populares.

Precisamente, la diputada popular Marta Rodríguez Arias acusó a la Vicepresidencia de "llegar seis meses tarde" en la puesta en marcha de la ley. "Es la hora de los hechos y, hasta el momento, no ha hecho nada de nada, sólo propaganda", espetó al vicepresidente a quien recordó los cuatro autobuses que bajo el lema de In-dependencia han recorrido ya 110 ayuntamientos gallegos.

RETRASO

Por ello, le reclamó que comience ya a valorar la situación de los dependientes para que se cumpla un "derecho efectivo" y criticó el retraso en esta materia. "Vamos muy lentos en esto y en otras cosas que están en el aire como la financiación o el reparto de competencias", apuntó.

"Levantaron falsas expectativas y, ahora, dicen que carecen de recursos. Es hora de ponerse las pilas", recalcó y recordó que socialistas y nacionalistas votaron en contra de poner en marcha una comisión de seguimiento para la implantación de la ley en Galicia.

No obstante, Quintana respondió que si no se inició hasta el momento el proceso de valoración fue porque hasta el pasado 9 de mayo no se publicó en el BOE los criterios para ello y retó a los populares a que digan si hay alguna comunidad gobernada por este partido que está más avanzada en este asunto. "Se lo digo yo, no hay ninguna, porque los niveles fueron fijados por el Estado hace nada, al igual que los criterios del proceso de valoración", aclaró.

El vicepresidente gallego recordó que Galicia fue una de las primeras comunidades en negociar directamente con Madrid las características y financiación del futuro sistema de dependencia y precisó que, en este proceso, "se tuvo muy en cuenta las especificidades" de esta comunidad. Por ello, recalcó que la Xunta consiguió "arrancar" 60 millones al Gobierno central hasta el 2009.

Socialistas y nacionalistas incidieron en la importancia que el nuevo sistema de atención a los dependientes tendrá en Galicia. No obstante, la diputada del PSdeG Mar Barcón incidió en la buena disposición del Gobierno central a colaborar con las autonomías e instó a la Xunta a "tener en cuenta" las competencias municipales en la aplicación de este modelo. Por su parte, la diputada del BNG Modesta Rioboo reprochó al PPdeG que, en vez de "recuperar el tiempo perdido", se dediquen a criticar al Gobierno gallego.