Rural.- Defensa prevé un verano "incierto" en Galicia en materia de fuegos y ofrece hasta 75 patrullas y 4 helicópteros

Actualizado 18/06/2008 17:36:15 CET

El nivel mínimo de vigilancia y disuasión de las Fuerzas Armadas en el montes gallego estará compuesto por 23 brigadas y dos aeronaves

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 18 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Ministerio de Defensa augura un verano "incierto" en materia de incendios forestales en Galicia por el "tiempo cambiante". Así, prevé que "va haber de todo", lo que provocará mayor actividad de fuegos en picos de "épocas malas" y también situaciones con menor incidencia.

Por estos motivos, este año los montes gallegos contará con tres niveles de vigilancia y con carácter disuasorio las 24 horas del día por parte de las Fuerzas Armadas. El esfuerzo mínimo incluye 23 patrullas --con tres efectivos en cada una-- y dos helicópteros que podrá ampliarse hasta 75 brigadas y cuatro aeronaves en casos de máximo emergencia, como la crisis incendiara de agosto de 2006.

Así lo confirmó el director general de Política de Defensa, Benito Ragio, tras firmar hoy en Santiago de Compostela un convenio de colaboración con el conselleiro de Medio Rural, Alfredo Suárez Canal, quien celebró la presencia "disuasoria" en los montes gallegos y de nivel "similar" en efectivos al del pasado año "para ponérselo difícil a los delincuentes que actúan quemando monte".

"Tenemos todo el dispositivo tanto de disuasión como de extinción perfectamente preparado para actuar", celebró Suárez Canal tras la firma de este convenio, con el que consideró que la Administración "tiene hecho todo lo que debía hacer" en materia de prevención y extinción, con ambos dispositivos "perfectamente operativos".

Este convenio, cuyo importe es de 728.607 euros, también supone el desplazamiento de León a Marín de una sección de intervención de la Unidad Militar de Emergencia, compuesta por medio centenar de efectivos y que se erige como "cabeza" de la lucha del Ejército, en este caso en materia de extinción.

No obstante, el director general de Política de Defensa garantizó que, en función de las necesidades también de extinción, pueden desplegarse en Galicia otras unidades del Ejército de Tierra, zarpadores o máquinas.

Benito Ragio puso en valor que este convenio de colaboración se ha puesto en marcha "con suficiente" antelación para poder entrar en una campaña en época de alto riesgo con "plena eficacia y efectividad".

TRES NIVELES DE ACTUACIÓN.

Las 23 patrullas terrestres y dos helicópteros componen el nivel de esfuerzo mínimo que recoge el convenio, ya que existe la posibilidad de un incremento de efectivos de vigilancia y disuasión en Galicia en otros dos escalones más, en función del grado de necesidad de medios.

Así, los montes gallegos podrán llegar a contar con 50 patrullas y tres helicópteros de las Fuerzas Armadas si se registra una situación generalizada de incendios de nivel de gravedad potencial 2 en algunas de las provincias gallegas.

Este nivel se activa si la gravedad de la situación supera el estadio 1, decretado cuando las llamas amenazan a personas e inmuebles. Precisamente, en la ola de fuegos de agosto de 2006 llegaron a registrar más de un millar.

HASTA 75 PATRULLAS Y CUATRO HELICÓPTEROS.

El nivel 2 de alerta supone que la situación de urgencia requiere la petición de medios no asignados entre los efectivos del Estado acordados para la Comunidad. En la crisis incendiaria del verano de hace dos años se activó en las provincias de A Coruña y Pontevedra. En aquella ocasión, además de efectivos de otras CC.AA, Galicia contó con aeronaves de Francia, Italia y Marruecos.

De este modo, si este verano llegase a producirse una situación generalizada de nivel 2 en varias provincias gallegas, la Comunidad podría contar, en virtud del acuerdo con el Comité Interministerial para la Prevención y Lucha contra Incendios Forestales, con un despliegue de 75 patrullas terrestre y cuatro helicópteros de vigilancia de las Fuerzas Armadas.