Actualizado 09/02/2009 21:02 CET

Rural.- Espinosa reivindica la 'Estrategia Vino 2010' para convertir a España en líder mundial del comercio vitivinícola

RIBADAVIA, 9 Feb. (EUROPA PRESS) -

La ministra de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, Elena Espinosa, reiteró hoy el objetivo de su departamento de convertir a España en líder del comercio mundial del vino y recordó que, para ello, ha elaborado la 'Estrategia Vino 2010' con el ánimo de mejorar la competitividad y promoción del sector.

En la presentación de la Ruta del Vino do Ribeiro en Ribadavia (Ourense), Espinosa consideró que el vino tiene una "gran importancia estratégica" para España ya que, enfatizó, es el país que dedica más hectáreas a este cultivo.

También señaló la importancia de la implantación de un producto turístico innovador, como es el denominado 'Rutas del Vino de España' que supone la agrupación de los recursos existentes en una determinada zona vitivinícola.

A este respecto, la ministra afirmó que se debe elaborar un proyecto que responda a unos criterios de calidad definidos, con requisitos sobre el sistema de gestión, señalización, acciones de promoción y definición clara de los establecimientos que pueden formar parte de la misma, con el objetivo de proporcionar confianza a los consumidores sobre la calidad del producto.

Por otro lado, destacó las "condiciones favorables" de Galicia para el establecimiento de este producto turístico al contar con cinco denominaciones de origen de gran relevancia socioeconómica y con cerca de 9.300 hectáreas, más de 17.758 viticultores y 485 bodegas, junto con un paisaje específico.

Asimismo, la ministra expuso que la comunidad gallega es una tierra tradicional de vinos, por lo que el establecimiento de la ruta de ribeiro supondrá un impulso al turismo de la zona. De esta forma, concluyó que se abren nuevas posibilidades para una gran variedad de actividades relacionadas con la cultura del vino, el turismo rural y el turismo cultural.

Espinosa indicó que esta nueva ruta supondrá beneficios para todos los participantes de la misma --más 6.000 viticultores y las 119 bodegas embotelladoras inscritas en la Denominación-- en una zona de paisajes singulares, una arquitectura muy representativa y una gastronomía de gran calidad.