Actualizado 16/01/2007 16:36 CET

Rural.- Medio Rural no sancionará a los municipios que incumplan su responsabilidad subsidiaria de limpiar montes

Recuerda a los ayuntamientos que el anterior Gobierno ya les obligaba por ley a asumir estos trabajos si el propietario no lo hacía

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 16 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Consellería de Medio Rural ha decidido que no sancionará a aquellos municipios que no cumplan con su obligación subsidiaria de mantener limpios aquellos montes y fincas que integran franjas de protección de núcleos de población contra los incendios forestales. No obstante, si lo hará con los propietarios de estos terrenos que si los tienen abandonados.

Así lo establece la futura Lei de Prevención e Extinción contra los incendios forestales de Galicia que fue presentada hoy por el conselleiro de Medio Rural, Alfredo Suárez Canal, antes de que sea aprobada el jueves en el Consello de la Xunta, con el objetivo de que esté operativa, tras su trámite parlamentario, en primavera de este año.

"La ley contempla sanciones para cualquiera que no la cumpla", reconoció Alfredo Suárez Canal, tras ser preguntado por la posibilidad de que exista municipios que decidan incumplir su responsabilidad subsidiaria de limpiar estas franjas, cuando los propietarios no lo hagan, sobre todo, después de que ayuntamientos se hayan opuesto a asumir esta obligación por el "elevado coste" para sus arcas, además de se suponer una "fuente de problemas" con dueños de las fincas donde tendrán que intervenir.

No obstante, Medio Rural ha decidido establecer sólo sanciones a los propietarios de las fincas y no a la Administración que asumiría este deber de un modo subsidiario, por incumplimiento del particular, ya que esta consellería confía en la "buena voluntad" por parte de los ayuntamientos para hacer frente a esta limpieza, cuando los dueños no lo hagan, según reconocieron a Europa Press fuentes de este departamento.

En todo caso, Medio Rural prevé establecer ciertas medidas de presión, en vez de sanciones, en el caso de que un municipio decida no asumir esta competencia subsidiaria. "Será una cuestión que tendremos que ir mirando en el desarrollo de la aplicación de la ley", adelantó Suárez Canal.

OBLIGACION ESTABLECIDA EN LA LEI DO SOLO

En todo caso, Suárez Canal advirtió a los municipios de que esta obligación subsidiaria no es una novedad normativa y es una obligación por ley para los ayuntamientos establecida ya por el anterior Gobierno.

Concretamente, se refirió a la Lei do Solo, aprobada en 2002, donde se recoge la obligación de particulares a tener sus propiedades en situación que no provoque "graves circunstancias" y entre las que se citan, entre otras, contaminaciones e incendios forestales. Consecuentemente, la Lei do Solo establece que, en el caso de incumplimiento, serán los municipios los que deberán proceder a la ejecución subsidiaria o forzosa mediante multas.

"Ahora nosotros recogemos esta obligación para las franjas de protección", precisó Suárez Canal con respecto a la obligación subsidiaria establecida en la futura ley. Así, aunque reconoció que Medio Rural está dispuesta a "mejorarla" con las aportaciones que los municipios realicen durante su tramitación, les advirtió que, en todo caso, se deben hacer a la idea de que tendrán que "asumir competencias" que ya tenían prescritas en otras normas a la hora de involucrarse en evitar los incendios forestales "ya que si no nos involucramos todos va ser un trabajo muy difícil", apostilló.

MEDIO RURAL FINANCIARA A LOS AYUNTAMIENTOS

De todas formas, Suárez Canal admitió que Medio Rural es "consciente" de que este trabajo requiere la colaboración de la Administración autonómica para reportar "el incremento de carga económica que le supondrá a los municipios".

Por ello, la futura ley establece que en los presupuestos de la Xunta se establezca una dotación económica para que a través de firmas y convenios con los municipios se les aporte recursos para que los municipios puedan hacer frente a esta limpieza de franjas de protección de núcleos de población, cuando los propietarios incumplan con esta obligación.

En concreto, apuntó al convenio firmado recientemente con la Fegamp en la que se estableció una partida entre siete y nueve millones de euros para que limpiar en 2007 las franjas de protección en 2.000 núcleos de población en 200 municipios.

Por ello, se mostró esperanzado de que los municipios lleguen a "entender" estas medidas durante el trámite parlamentario y sean "asumidas". "Hay voluntad de colaboración y consenso, pero se trata de una lucha de todos y cada administración debe asumir su papel", insistió Suárez Canal, quien, por ello manifestó su confianza en que se llegue a "puntos de encuentro" en la tramitación.