Publicado 17/08/2022 19:07

Hasta 10 vuelos de Ryanair sufren retrasos este miércoles en Santiago por la huelga de tripulantes de cabina

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 17 Ago. (EUROPA PRESS) -

Diez vuelos con destino o salida del aeropuerto de Santiago de Compostela han sufrido retrasos durante la jornada de este miércoles por la huelga de tripulantes de cabina de pasajeros (TCP) de la compañía Ryanair, según ha informado el sindicato USO.

Hasta las 19,00 horas, tres aviones con llegada a Lavacolla y otros siete que partían del aeródromo compostelano han sido retrasados a consecuencia de la huelga. Sin embargo, ningún vuelo con procedencia o destino Galicia ha sido cancelado.

A nivel nacional, tampoco se han registrado cancelaciones, aunque sí se han contabilizado hasta 307 retrasos en toda España motivados por la huelga. Los aeropuertos más perjudicados han vuelto a ser Palma de Mallorca, con hasta 102 retrasos, y Barcelona, con 60.

USO y Sitcpla, sindicatos que representan a tripulantes de cabina de Ryanair, convocaron una huelga en la aerolínea desde este 8 de agosto y hasta el 7 de enero de 2023, ambos incluidos.

La nueva huelga consta de jornadas de paros de 24 horas todas las semanas de lunes a jueves. Los sindicatos señalaron que Ryanair no ha mostrado "el más mínimo intento de acercamiento" con ellos, sino que ha manifestado públicamente su negativa a entablar cualquier diálogo con los representantes elegidos por sus tripulantes.

HUELGA IBERIA EXPRESS

Por otra parte, este mismo miércoles USO ha convocado a los tripulantes de cabina de pasajeros (TCP) de la base de Madrid de Iberia Express a diez jornadas de huelga que comenzarán el 28 de agosto y se extenderán hasta el 6 de septiembre para "desbloquear la negociación del II Convenio Colectivo de TCP de la aerolínea".

A la huelga están llamados 517 trabajadores. La compañía ha denunciado desde diciembre de 2021, cuando comenzaron las negociaciones, "un nulo interés (de la empresa) por mejorar las condiciones laborales del colectivo, oponiéndose a cualquier propuesta sindical y ofreciendo alternativas alejadas de la realidad", señalaron desde el sindicato en una nota de prensa.

USO reivindica una revisión salarial anual según el IPC durante la vigencia del convenio para adecuar los salarios al incremento de los precios, pues los tripulantes llevan con los salarios congelados desde hace siete años, según resaltó el sindicato.

Además, se reclama la consolidación del incremento salarial del 6,5% correspondiente a 2021 para todos los niveles; la creación de dos niveles salariales con un 11% y un 4% de incremento, así como una bonificación de 24 meses de antigüedad a todos los trabajadores del colectivo y la homogeneización del plus de transporte y la comisión de venta a bordo en todas las categorías de TCP.

USO-Sector Aéreo aseguró estar dispuesto a negociar con la dirección de la compañía "sin dejar de lado que es el momento de compensar el esfuerzo realizado por todos los tripulantes de Iberia Express para sostener la empresa durante la pandemia".