Actualizado 12/06/2007 22:35 CET

27-M.- PSdeG y BNG retoman mañana las negociaciones para acordar los gobiernos en las diputaciones de Lugo y A Coruña

Los nacionalistas pretenden reproducir en los entes provinciales el esquema del bipartito, con presidente y un único vicepresidente

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 12 Jun. (EUROPA PRESS) -

Las delegaciones designadas por PSdeG y BNG retomarán mañana las negociaciones para pactar un acuerdo de gobernabilidad en las diputaciones de Lugo y A Coruña, después de que ayer los líderes de ambas fuerzas suscribieron el acuerdo marco relativo a los gobiernos municipales donde no se consiguieron mayorías absolutas el pasado 27 de mayo.

Los socios en el bipartito de la Xunta decidieron el pasado viernes dejar pendiente la negociación de los gobiernos de las dos diputaciones en las que el PP perdió la mayoría absoluta ante las discrepancias que ambas fuerzas mantienen respecto al modelo de los entes provinciales.

Para hoy estaba previsto un primer encuentro que finalmente se aplazó para mañana. Las divergencias entre socialistas y nacionalistas se centran en el modelo político para las diputaciones porque el Bloque es más ambicioso que el PSdeG en cuanto a restringir las competencias que ejercen los entes provinciales, ya que entiende que son "órganos obsoletos residuos de un Estado centralista".

No obstante, el PSdeG está dispuesto a estudiar fórmulas para redefinir el papel de las diputaciones, como reforzar los sistemas de coordinación desde la Xunta y analizar qué competencias se podrían ir descentralizando en favor de los ayuntamientos y áreas metropolitanas.

En cuanto al reparto de poder en las diputaciones, el Bloque aspira a que los gobiernos provinciales "reflejen un grado de correlación real entre los dos socios", ya que entiende que en el reparto de las alcaldías, los socialistas son los más beneficiados.

De esta forma, los nacionalistas pretenden trasladar a las diputaciones de A Coruña y Lugo el organigrama del Gobierno gallego, de forma que haya un presidente y un sólo vicepresidente.

PLAZOS

Después de que el pasado viernes PSdeG y BNG lograsen un acuerdo marco de mínimos para gobernar en más de 70 municipios gallegos, en el caso de las diputaciones las conversaciones no se ven tan apremiadas por los plazos. El plazo de constitución de los órganos provinciales abarca entre el 27 de junio y el 7 de julio, pero tanto en el caso de A Coruña como en el de Lugo, sendos recursos electorales en Santa Comba y Palas, respectivamente, podrían retrasar la constitución, aunque en ninguno de los casos supondría cambios en el reparto de los diputados que obtuvo cada fuerza política el 27 de mayo.

Así, el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia tiene de plazo hasta el 3 de julio para pronunciarse sobre si se aplica la doctrina legal que habla de que los diputados provinciales no se proclamarán hasta que estén todos los ayuntamientos constituidos o se atiende la resolución del 12 de abril de la Junta Electoral Central que ordena la constitución de las diputaciones aunque existan recursos, y que luego se realicen los cambios oportunos sobre el ente ya constituido.