Actualizado 29/04/2007 19:21 CET

27M.- BNG y PSOE pactarán en Vigo y atribuyen el fracaso de la última coalición entre ambos a "cuestiones personales"

Domínguez aboga por una política "más social", mientras que Abel Caballero promete 6.000 viviendas protegidas en cuatro años

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 29 Abr. (EUROPA PRESS) -

El candidato del PSdeG a la Alcaldía de Vigo, Abel Caballero, y el del BNG, Santiago Domínguez, confirmaron hoy que si el PPdeG no consigue mayoría absoluta en las municipales gobernarán en coalición y atribuyeron el fracaso del último intento de gobierno compartido entre ambos a "cuestiones personales".

En una entrevista a la Cadena SER recogida por Europa Press, Caballero mostró su confianza en que una coalición entre ambas fuerzas "proporcionará estabilidad" a Vigo y permitirá "llevar adelante todos los proyectos que están parados, desde el AVE al aeropuerto, pasando por el PGOM o la vivienda".

Por su parte, Santiago Domínguez aseguró que "es fácil" llevarse bien con él y que también mantiene una buena relación con el candidato socialista, por lo que añadió que "después del 27-M la ciudad repetirá un escenario como el de hace años, el de un pacto de gobierno".

En ese sentido, Caballero manifestó su convicción de que en la pasada coalición --entre la lista de Ventura Pérez Mariño y Lois Pérez Castrillo-- se produjeron unas circunstancias "que ahora no se dan en absoluto". "Yo creo que el PSOE sabe bien que es importante que la izquierda gobierne la ciudad y lo haga con estabilidad", apostilló.

Al respecto, Domínguez atribuyó el fracaso de la anterior tentativa a "motivos personales", concretamente los de "una persona --Pérez Mariño-- que nunca entendió lo que significaba un gobierno de coalición".

Asimismo, el candidato nacionalista descartó cualquier posibilidad de terminar pactando con la candidata del PP, Corina Porro, ya que los populares "tienen una visión que le negó a Galicia un estatuto y que en algunos casos presenta características preconstitucionales".

CUATRO AÑOS, 6.000 VIVIENDAS

En cuanto a las prioridades de cada uno de los candidatos, Abel Caballero situó en la vivienda la de su partido y prometió construir 6.000 viviendas protegidas en los próximos cuatro años. Así, recordó que actualmente el suelo dedicado a la construcción de vivienda protegida es del 20% y subrayó la necesidad de ampliar esta cifra hasta el 40%.

Por contra, Santiago Domínguez consideró que "es tiempo de menos cemento y más personas", por lo que abogó por una campaña centrada en los "problemas cercanos a la gente", en las cuestiones que afectan directamente a su calidad de vida.

En ese sentido, consideró necesario cambiar la "política de parches", así como dejar fuera de la campaña todo lo relacionado con la Alta Velocidad y el PGOM. Al respecto, subrayó que el BNG "es la única fuerza política que apoyó siempre el PGOM" y que ahora lo que defiende es que "los grandes problemas de Vigo --como es el caso del plan-- no se metan en la lucha electoral, como están haciendo PSOE y PP".