Actualizado 15/06/2012 22:02

Absuelto un hombre acusado de cortar luz y agua a su mujer, de la que estaba en trámites de divorcio

VIGO, 15 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Juzgado de lo Penal número 1 de Vigo ha absuelto a C.J.A.D.D. de un delito de coacciones en el ámbito familiar, por cortar la luz y el agua en la vivienda de su mujer, de la que se encontraba en trámites de divorcio.

En la sentencia, con fecha de 4 de abril y ante la que cabe recurso, la jueza considera que no se consideran probados los hechos denunciados, varios cortes de luz y agua en la vivienda de la mujer en varios días del mes de octubre de 2010, entre el 24 y el 27. En aquellos momentos, el hombre vivía en el bajo de esa vivienda, un garaje cuyo uso tenía atribuido como oficina.

La resolución, recogida por Europa Press, indica que "no se ha aportado prueba objetiva que acredite que efectivamente durante los días indicados la vivienda ocupada por la esposa sufriera falta de suministro" y que únicamente consta que Fenosa realizó cortes de luz "por falta de pago de algunas facturas" en dos ocasiones en 2009 y el 12 de julio y el 15 de octubre de 2010.

La resolución también menciona "falta de objetividad" de la mujer y su hija en sus declaraciones, debido a la "mala relación de éstas con el acusado" y "sobre todo, la falta de claridad sobre los hechos", pues ambas incurrieron en "contradicciones" en las diversas manifestaciones que efectuaron.

Así, la sentencia sólo considera probado que la mujer presentó el 30 de octubre de 2010 una denuncia ante el juzgado de guardia contra su marido, de quien estaba en trámites de divorcio, manifestando que éste había cortado la luz en la noche del 24 al 25 y los días 26, 27, y que también había cortado el suministro del agua.

PETICIÓN DE 10 MESES DE CÁRCEL

También considera probado que "al tiempo de los hechos y, desde marzo de 2010, el acusado estaba sometido a tratamiento por sufrir episodios maníacos, siendo internado de urgencia e involuntariamente, previa autorización judicial, en el hospital a consecuencia de dicha enfermedad" el 30 de octubre de ese mismo año.

El hombre, que ha quedado absuelto, se enfrentaba a una petición de una pena de 10 meses de prisión, la privación del derecho a la tenencia y porte de armas por tiempo de 2 años y la prohibición aproximarse a menos de 100 metros y de comunicarse con la mujer durante un año y 10 meses.