Actualizado 18/11/2015 18:02 CET

Un agente dice que se llegó a los jefes del 'Riptide' por la avería del barco

Tercera jornada del juicio por el alijo del Riptide en Vigo.
EUROPA PRESS

Explica que la trama se organizaba en varios subgrupos que tenían el objetivo común de "traer la droga a España"

   VIGO, 18 Nov. (EUROPA PRESS) -

   El inspector jefe del Greco-Galicia e instructor de las diligencias policiales en la causa del buque 'Riptide', abordado en mayo de 2013 cuando transportaba casi tres toneladas de cocaína, ha asegurado que esta trama estaba conformada por un grupo dividido en varios subgrupos que tenían el objetivo común de "traer la droga a España".

   Además, ha ratificado que el operativo estaba dirigido por tres jefes, Juan Marcos V.F., Antonio C.M. y José Luis V.M., cuya participación, ha dicho, se apreció cuando se averió el velero 'Pixapo' que iba a buscar la cocaína al 'Riptide'. "Si el problema no hubiera surgido a lo mejor no habríamos llegado nunca al grupo organizador", ha reconocido.

   Así lo ha trasladado en la tercera sesión por estos hechos, que se ha celebrado este miércoles en la Sección Quinta de la Audiencia Provincial de Pontevedra, con sede en la ciudad olívica, en la que han comparecido también otro inspector jefe del Greco-Galicia, una inspectora jefa de la Unidad de Drogas y Crimen Organizado (Udyco) de Vigo, un agente presente en las maniobras de abordaje, y un agente que participó en vigilancias.

   El instructor de la investigación, que dio comienzo en septiembre de 2012, ha manifestado que la relación entre los acusados se establece a partir de las reuniones y las comunicaciones telefónicas que mantuvieron, y ha señalado que todos ellos se organizaron en varios grupos: el de organizadores de Venezuela, el de organizadores de España, los intermediarios y los transportistas.

   En concreto, sobre Juan Marcos V.F., Antonio C.M., y José Luis V.M. el inspector ha remarcado que son "muy conocidos" por el Greco-Galicia, y ha comentado que se les vinculó a la trama tras su "aparición en momentos muy concretos" después averiarse el 'Pixapo'. "Si no hubiera habido problemas no hubieran aparecido", ha apostillado.

   Una inspectora jefa de la Udyco de Vigo ha ratificado que los primeros indicios sobre José Luis V.M. derivaron de procedimientos anteriores, al ser conscientes de que se preparaba "una nueva operación", y ha indicado que apareció en la investigación durante vigilancias efectuadas en los últimos días de abril o principios de mayo de 2013, si bien no aparece en comunicaciones o documentos.

   Además, sobre la participación de Antonio C.M. el inspector jefe del Greco-Galicia ha dicho que no le consta que fuese un financiador ni que efectuase llamadas a una organización sudamericana, pero ha aseverado que sí estuvo presente en conversaciones que mantuvo Juan Marcos V.F. con dicha organización.

OTROS POSIBLES IMPLICADOS

   En preguntas a los agentes durante la vista, abogados se han referido a que de las 24 personas que fueron detenidas tras desplegarse la operación del 'Riptide', actualmente hay varias que no se sientan en el banquillo de los acusados, entre ellos el considerado líder del conocido como 'Clan Roma', José Ramiro Vázquez Roma.

   Sobre esta cuestión, los efectivos policiales han afirmado que se investigó a más personas que los 18 acusados actuales y ha reconocido que en un principio consideraban que algunas de éstas tenían cierta importancia en la trama, pero finalmente no han sido enjuiciados en la causa.

   Por otro lado, el inspector del Greco ha mantenido que también se constató la implicación de una persona que hablaba en gallego desde un teléfono con prefijo de Portugal y que presuntamente sería la persona que tendría que haber recibido la droga, aunque no ha sido identificada.

   Esta persona, ha recalcado, mantuvo contacto con Nelson B.C. y Luis Miguel I.V., que fueron los encargados de, "una vez que falla el 'Pixapo', proveer el barco" nuevo para buscar la droga. Los agentes han dicho no tener constancia física de la existencia de este buque pero sí de que los acusados tenían la intención de buscarlo.

MALAS CONDICIONES DEL 'RIPTIDE'

   Los agentes que han comparecido este miércoles han descrito la trama del 'Riptide' como una operación de narcotráfico de gran envergadura por la cantidad de droga, por los grupos que intervinieron, por la presencia de 'conocidos' de la Policía y por la utilización de embarcaciones.

   El inspector jefe de la sección Greco-Galicia, ha explicado que los primeros conocimientos sobre la operación de tráfico de drogas les llegó a través de la Administración para el Control de Drogas (DEA en sus siglas en inglés) y la Serious Organised Crime Agency, de Reino Unido, a raíz de las que se iniciaron las investigaciones.

   Un agente que iba en el buque de operaciones 'Petrel' de Vigilancia Aduanera, que interceptó y abordó al 'Riptide', ha comunicado que en una primera inspección de seguridad se encontraron atornillados en un mamparo "un montón de fardos", así como una libreta con anotaciones --con claves, frecuencias, etc.--.

   Según ha explicado, como no podían "garantizar que no fuera a pique" el 'Riptide' por sus "malas condiciones", se decidió trasladar los fardos de droga al 'Petrel'. Además, ha dicho que leyeron sus derechos al capitán --en coreano-- y a los cuatro tripulantes --en indonesio-- del barco, un pesquero en el que encontraron hielo en la nevera, algunos pertrechos de pesca y lo que podría ser cebo.

ACUSADOS

   Los detenidos son acusados de delitos contra la salud pública por sustancias que causan grave daño a la salud, concurriendo el subtipo superagravado de extraordinaria gravedad por la cantidad de la droga y la utilización de embarcaciones, delito de coordinación y dirección de organización criminal o de integración en organización criminal y delito de tenencia ilícita de arma corta.

   Durante las declaraciones de los acusados, uno de los presuntos jefes de la trama, Juan Marcos V.F., reconoció los hechos y admitió haber llegado a un acuerdo con Fiscalía con el "compromiso de decir la verdad", mientras que los otros dos supuestos cabecillas, Antonio C.M. y José Luis V.M., desmintieron lo dicho por Juan Marcos y negaron su participación.

   Asimismo, de los 18 acusados en esta causa, el capitán y los cuatro tripulantes del 'Riptide', los tres tripulantes del velero 'Pixapo' --que presuntamente iba a ir a buscar la droga-- y otras tres personas admitieron también su participación en los hechos.

   La Fiscalía mantiene que cada uno de los procesados desempeñaban distintas funciones y ocupaban diferentes posiciones en el organigrama de la trama y por ello les acusa de delitos por los que se enfrentan a distintas penas, que oscilan entre 17 años y 3 meses de prisión y 21 años y tres meses, además pide dos multas de 800 millones de euros para cada uno.

ANTECEDENTES

   Según el escrito de Fiscalía, al que ha tenido acceso Europa Press, en 2013 los tres varones acusados de ser los jefes de la trama, negociaron con una organización sudamericana la compra de cocaína, que tendrían que trasladar hasta un punto del Océano Atlántico para trasvasar a al velero 'Pixapo' --que al averiarse les obligó a buscar otro barco-- para su entrada por Galicia.

   Así las cosas, el dispositivo policial en el marco de esta operación contra el narcotráfico se desplegó sobre las 2,45 horas del 29 de mayo de 2013, cuando el buque de operaciones 'Petrel' de Vigilancia Aduanera procedió a interceptar y abordar al 'Riptide'.

   A bordo fueron hallados 113 fardos con un total de 2.954,204 kilos de cocaína, que la organización criminal supuestamente había adquirido y pretendía introducir en España, donde en el mercado ilícito hubiera podido alcanzar el valor de casi 300 millones de euros --295.058.721,02 euros--.