Actualizado 28/06/2007 17:36 CET

El alcalde de Vigo dice que la delegación de competencias será un proceso "dialogado" para evitar futuras correcciones

Caballero afirma que no entrará "en polémicas estériles" sobre su "extralimitación"

VIGO, 28 Jun. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Vigo, el socialista Abel Caballero, afirmó hoy que existe un "borrador muy inicial" del decreto de delegación de competencias de la coalición de gobierno, integrada por PSOE y BNG, y explicó que el proceso de realización de éste será "dialogado" para alcanzar un documento "definitivo" que evite futuras correcciones.

En declaraciones a los medios tras la inauguración del Fórum Internacional de Puertos del Espacio Atlántico, el regidor socialista afirmó que este primer documento fue trasladado a los otros 16 ediles del PSdeG y BNG que forman la coalición, así como a los responsables de los distintos departamentos para que emitan un posicionamiento al respecto de la propuesta. Así, admitió tener ya "algunas sugerencias" que estudiará, según concretó, "hoy y mañana".

Según recalcó, el decreto de delegación de competencias representa un asunto "muy importante", por lo que garantizó que tendrá un proceso "normal y dialogado" para evitar que determinadas competencias compartidas "no se establezcan bien", entre otras posibilidades que exigieran realizar modificaciones sobre el documento.

El teniente de alcalde del BNG, Santiago Domínguez Olveira, explicó ayer que su grupo está analizando el borrador para introducir alegaciones porque "faltas cuestiones relativas a nuevas áreas de responsabilidad que se han creado", y expresó su deseo de que dichas competencias estén "perfectamente delimitadas" a fin de que "no vuelva a pasar". Al respecto apuntó una "extralimitación" de Caballero, quien comunicó líneas de actuación futura en el Museo de Arte Contemporáneo de Vigo, cuya gestión pertenece al área de los nacionalistas.

"POLÉMICAS ESTÉRILES"

Al respecto de estas acusaciones de Domínguez Olveira sobre la "extralimitación" del socialista, Caballero evitó hacer valoraciones para "no perder ni un minuto en polémicas estériles" y afirmó que, como regidor, su deber es lograr "una buena política cultural" en la ciudad. "No me voy a mover de ahí", precisó.

Según concretó, desde la Alcaldía se dedicará a "resolver problemas y construir ciudad" porque los vigueses "quieren que se gobierno y no distraer la atención", agregó.

Así, afirmó que "nunca" ha entrado en polémicas "que no merecen la pena", sino sólo en aquéllas necesarias para defender la ciudad, sobre lo que garantizó que debatirá "contra todas las ciudades y gobiernos que sea".

Finalmente, mostró su intención de evitar que Vigo estuviese dentro de las polémicas con los pactos de gobierno. "En otros sitios las hay, pero aquí no", incidió, al tiempo que destacó la "serenidad" en torno al acuerdo. Aún así, admitió que "es evidente que hay roces" entre ambas formaciones políticas, aunque destacó que hay que fijarse "cómo están otros" y cuál es la situación viguesa.