Publicado 08/11/2022 16:02

Altri quiere un Perte específico para el proyecto de Palas (Lugo), pero lo ve difícil, y confirma a Greenalia como socio

Directivos y autoridades participan en una jornada divulgativa de la Sociedad Impulsa Galicia.
Directivos y autoridades participan en una jornada divulgativa de la Sociedad Impulsa Galicia. - DAVID CABEZÓN @ XUNTA DE GALICIA

   Smarttia, empresa propiedad del principal accionista de Greenalia, ha firmado un acuerdo con la lusa para entrar en el capital de Greenfiber

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 8 Nov. (EUROPA PRESS) -

   La portuguesa Altri defiende que su proyecto para instalar en Palas de Rei (Lugo) la primera fábrica de fibras textiles de España, y segunda de Europa, debería ser merecedor de un Proyecto Estratégico para la Transformación y Recuperación Económica (Perte) específico dada la "importante" inversión que conlleva, aunque, tras mantener conversaciones con el Gobierno central, ha admitido que lo ve difícil.

   En todo caso, quedaría abierta la vía de "encajar" el proyecto en otros Pertes ligados a los fondos Next Generation, aunque dada la dimensión del mismo, supone "todo un reto". Aún así, mantiene "la esperanza" y ha ratificado el calendario: espera tener información sobre la financiación antes de que acabe el año y, despejado ese panorama (la firma busca ayudas por más de 200 millones), en "un par de meses" se aprobaría el proyecto.

   Según este cronograma, en la primera mitad del año 2023 podría quedar despejado el futuro del proyecto de Altri, que en la fase inicial supondría una inversión de más de 800 millones de euros y que aspira a generar 2.500 empleos, entre directos e indirectos. La compañía lusa también sondea la incorporación de socios locales y ya se ha cerrado un acuerdo con Smarttia, empresa propiedad de Manuel García Pardo, principal accionista de Greenalia.

   Así lo ha ratificado el vicepresidente del comité ejecutivo de Altri, Carlos Van Zeller, en declaraciones a los medios en el marco de la 'I Xornada Divulgativa sobre o labor de Impulsa Galicia', sociedad en la que participan Xunta, Abanca, Sogama y Reganosa, y que, asentada en la colaboración público privada, aspira a captar inversiones y definir proyectos tractores para Galicia.

   Ahora mismo, el foco en el que inciden los promotores está en beneficiarse de los fondos europeos, como han defendido en la jornada celebrada este martes en Santiago. Y es que Van Zeller ha participado en una mesa coloquio en la que ha estado acompañado de la directora de Nuevos Negocios de Naturgy, Silvia Sanjoaquín, y de la directora del complejo industrial de Repsol en A Coruña, Natalia Barreiro; así como de la directora xeral de Impulsa, Enyd López.

   Todos ellos han departido sobre algunos de los proyectos más destacados en los que trabaja la Sociedad Impulsa: la planta que planea Altri para Palas de Rei y el proyecto de economía circular que promueven Repsol, Naturgy y Reganosa con el reto de transformar a gran escala excedentes de deyecciones ganaderas y otros residuos en biometano, fertilizantes orgánicos y CO2 neutro de origen biológico.

LAS AYUDAS EUROPEAS: "PUNTO CRÍTICO"

   En su intervención, el directivo de Altri ha justificado "el retraso" en el avance del proyecto de la fábrica de fibras textiles en que se estudiaron numerosas posibilidades de ubicación, antes de elegir la de la localidad de Palas de Rei; y también ha insistido en que "el punto crítico" está en conseguir fondos europeos que contribuyan a la financiación.

   "Antes de final de año vemos posible tener información y estamos trabajando para eso", ha insistido, y ha esgrimido que representantes de la compañía han mantenido hasta cinco reuniones con diferentes miembros del Ejecutivo central en busca de una respuesta que también había urgido, en su intervención inicial de la jornada, el vicepresidente económico, Francisco Conde.

   También las representantes de Naturgy y Repsol han destacado que se han mantenido encuentros con representantes del Gobierno central, y han dado por hecho que el proyecto de economía circular que promueven, junto con Reganosa, "encaja muy bien" y cumple los requisitos para beneficiarse de forma significativa de los Next Generation.

OTRAS VÍAS: ACUERDO CON EL PRINCIPAL ACCIONISTA DE GREENALIA

   A la espera de la evolución de la financiación que llegue de los Next Generation, el directivo de Altri presente en la jornada ha revelado que hay ya un acuerdo con un socio local. Y es que la lusa ha firmado ya con Smarttia, propiedad del principal accionista de Greenalia, para entrar en Greenfiber, la sociedad que se encargará de desarrollar el proyecto de la primera biofábrica de fibras textiles en España.

   Tras una serie de contactos, la compañía Smarttia participará en esta sociedad que será la encargada de impulsar la puesta en marcha de esta planta que fabricará fibra 100% natural, de origen vegetal en un proyecto 100% sostenible.

   "Para nosotros es un orgullo participar de forma activa en uno de los proyectos más transformadores de la economía gallega y nacional, con clara proyección internacional. Estamos seguros de que esta iniciativa será todo un referente mundial en innovación y sostenibilidad, con una clara visión por la economía circular cuyos primeros pasos se inician con la optimización en la gestión de nuestros bosques", ha trasladado el CEO de Smarttia, Manuel García.

   "Aportaremos nuestra experiencia en los sectores forestal y energético en los que somos uno de los lideres en Galicia. El suministro de madera certificada y energía, a precios competitivos, son claves para el éxito de este proyecto", ha agregado.

   La biofábrica de fibras textiles sostenibles a partir de madera certificada y residuo textil, cuya entrada en funcionamiento se prevé para 2025, contribuirá a un mejor aprovechamiento forestal con una incidencia positiva clara en la protección del medioambiente y a una mayor sostenibilidad de la industria textil, ya que generará nuevas fibras tomando también como materia prima el residuo textil.

Contador

Más información