Actualizado 28/11/2007 19:39:54 +00:00 CET

Amp.-Delegados sindicales protestan en el Hospital Modelo para que se negocie el convenio de sanidad privada de A Coruña

A CORUÑA, 28 Nov. (EUROPA PRESS) -

Unos 90 delegados sindicales, según los datos de los sindicatos, que el centro hospitalario redujo a unos 20, se encerraron hoy en el Hospital Modelo de A Coruña para reclamar que se retome la negociación del convenio de la sanidad privada de la provincia coruñesa tras la ausencia de contactos con la patronal desde el pasado mes de marzo.

Según informaron hoy a Europa Press delegados sindicales, el encierro, convocado por UGT, CC.OO. y la CIG, contó con la participación de delegados procedentes de Santiago, Ferrol y A Coruña para reivindicar un "convenio justo". Aunque en un principio comenzaron el encierro con intención de que fuera indefinido, sobre las 13.30 horas, unas dos horas y media después del inicio, abandonaron el centro.

Sobre las 11.00 horas comenzó el encierro en las instalaciones de la dirección del Hospital Modelo. Previamente, los delegados sindicales se concentraron en la entrada para exigir que los empresarios "se sienten a negociar". Precisamente, el director del Hospital Modelo, Jorge Cobián, es el presidente de la mesa de negociación.

Los sindicatos informaron que la intención de las protestas de hoy consistía en "lanzar un mensaje a la patronal". "Vamos en serio", precisó un representante de la CIG. Las centrales avanzaron que la próxima semana convocarán nuevas concentraciones.

Los sindicatos recordaron que el suelo medio de una enfermera ronda los 800 euros; el de un auxiliar los 700 euros y el salario del personal de limpieza y de otros trabajadores oscila entre los 500 y 600 euros mensuales. De este modo, afirmaron que la patronal "está pasada de moda".

Así, los delegados indicaron que la patronal quería negociar antes del verano un "convenio muy pobre" y lamentaron que la Consellería de Sanidade no les recibiera cuando la "sanidad privada trabaja con la pública en un 90% de los casos". Con todo, los sindicatos insistieron en que están "dispuestos" a hablar "y llegar a entendimientos".