La Audiencia Provincial de A Coruña remite la pena al capitán del Prestige tras cumplirse los tres años de suspensión

Actualizado 13/07/2019 13:30:31 CET
El capitán del Prestige en el juicio en A Coruña
EUROPA PRESS - Archivo

   Apostolos Mangouras fue condenado en 2016 a dos años de cárcel por el vertido de 63.000 toneladas de fuel a las costas gallegas en 2002

   A CORUÑA, 13 Jul. (EUROPA PRESS) -

   La Audiencia Provincial de A Coruña ha dictado un auto por el que se remite definitivamente de la pena al capitán del 'Prestige', Apostolos Ioannis Mangouras, que no irá a la cárcel a pesar de que en 2016 era condenado por el Tribunal Supremo a dos años de cárcel por un delito imprudente contra el medio ambiente.

   Según confirman a Europa Press fuentes próximas al caso, se trata de una medida que "responde a las normas procesales", ya que la Audiencia, encargada de la ejecución de la pena, la había suspendido durante tres años. Ahora, al "cumplirse los plazos" que marca la ley y sin que el condenado haya vuelto a delinquir, la condena "se da por cumplida".

   Apostolos Mangouras, que actualmente tiene 85 años de edad, había sido condenado a dos años de prisión por un delito imprudente contra el medio ambiente en su modalidad agravada de deterioro catastrófico, a raíz del vertido de 63.000 toneladas de combustible en las costas gallegas en noviembre de 2002.

   A pesar de que la Audiencia Provincial de A Coruña, en una sentencia del 2013, únicamente lo había condenado a nueve meses de cárcel por un delito de desobediencia al no atender a las órdenes de las autoridades españolas respecto al remolque del buque, el Supremo sustituyó tres años después esta condena por una de delito medioambiental.

13 DE NOVIEMBRE DEL 2002

   La pena se impuso en relación a la grave afectación del medio marino y demás perjuicios provocados a consecuencia del vertido de fuel proveniente del petrolero 'Prestige', una vez que el día 13 de noviembre de 2002, cuando su navegación había alcanzado las 27,5 millas al oeste de Fisterra, y se encontraba dentro del corredor marítimo denominado Dispositivo de Separación de Tráfico, sufrió una rotura en su costado de estribor.

   A pesar de todo ello, el alto tribunal apreció grave imprudencia por parte del capitán A.I. Mangouras por haber acometido la travesía del buque en la manera en que lo hizo y por la forma de afrontar la crisis que se presentó una vez que, a las 14,10 horas del día 13 de noviembre, se produjo la explosión que dio lugar a una abertura de importantes dimensiones en el costado de estribor del buque por la que comenzó a verterse al mar el fueloil que transportaba.

   Por estos hechos, y tras la pena impuesta por el Tribunal Supremo, la Audiencia Provincial de A Coruña exigía en marzo de 2019 el pago de 2.500 millones de euros a los condenados por el caso Prestige.

   En la resolución se establecía una cuantía sin limitación para el capitán, Apostolos Mangouras, como responsable civil principal, y para la propietaria del barco, Mare Shipping Inc., como responsable civil subsidiaria, "ante la más que razonable certidumbre de insuficiencia de bienes del responsable principal, dada la cuantía global de la deuda de autos".

Para leer más