Barreiro (PP) descarta alianzas previas entre los partidos constitucionalistas para el 21-D

José Manuel Barreiro en el Pleno del Senado del 155
EUROPA PRESS
Actualizado 29/10/2017 18:33:06 CET

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 29 Oct. (EUROPA PRESS) -

   El portavoz del PP en el Senado, José Manuel Barreiro, ha descartado que vayan a producirse 0alianzas entre los partidos constitucionalistas para concurrir conjuntamente a las elecciones autonómicas en Cataluña previstas para el 21 de diciembre.

"Cada fuerza política expondrá su proyecto", ha indicado el político lucense en una entrevista este domingo en la Radio Galega, en la que ha matizado que, en el caso de que las fuerzas constitucionalistas se impongan en los comicios, deben poner "por delante el interés general" para desbancar de la Generalitat a los partidos independentistas.

   Y es que, para Barreiro, es vital que exista un Govern que "garantice la legalidad", el "interés general" y la "democracia en Cataluña". A renglón seguido, ha mostrado su confianza en el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, quien, para el popular, es "una garantía" de que Cataluña "volverá a la normalidad".

   Cuestionado sobre la posibilidad de que Carles Puigdemont se presente a las elecciones del 21-D, ha evitado pronunciarse sobre si el recientemente destituido president dará ese paso.

   No obstante, ha invitado tanto a Puigdemont como al resto de responsables políticos que han iniciado el proceso de independencia a que "si realmente quieren tener un comportamiento como demócratas, tienen la oportunidad de demostrarlo de verdad" con la convocatoria de las elecciones en virtud de la aplicación del artículo 155 de la Constitución.

CRÍTICAS A PODEMOS

   A renglón seguido, ha cargado contra Podemos por su posición respecto a la crisis soberanista abierta en Cataluña. Para Barreiro, se trata de una formación "personalista que gira alrededor del señor (Pablo) Iglesias" quien, a su juicio, utiliza "de una o otra forma" el partido "dependiendo de cómo entienda él que le va en función del rédito electoral".

   "Yo creo que ya nadie cree en España que Podemos sea un partido cuyo interés fundamental sea trabajar por España. Podemos no cree en España ni cree en Cataluña", ha concluido.