El BNG advierte a PP y PSOE de que "no participará en juegos" y exige reformar el voto emigrante antes de las generales

Actualizado 08/06/2007 16:39:36 CET

Socialistas y populares apuestan por elaborar una propuesta "muy bien documentada" para que sea aprobada en Madrid

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 8 Jun. (EUROPA PRESS) -

El diputado del BNG Iago Tabarés advirtió hoy que su formación "no participará en juegos" en la recién creada ponencia para reformar las condiciones del voto de los residentes ausentes y exigió a PPdeG y PSdeG que "pongan todo de su voluntad" para intentar que la propuesta de este órgano esté lista antes de las elecciones generales del próximo año.

En declaraciones a los medios tras la reunión de la ponencia, Tabarés criticó la postura mantenida hoy por populares y socialistas y aseguró que, por sus argumentaciones, "no hay voluntad de tener listo un documento" después del verano para remitirlo en septiembre al Congreso. "De esta forma, las reformas podrían entrar en vigor para las próximas elecciones", dijo en alusión a las generales, que si no son adelantadas, se celebrarán en mayo del próximo año.

Por ello, los nacionalistas formularon hoy hasta tres votos particulares a las resoluciones alcanzas en la comisión, que fueron apoyadas por PPdeG y PSdeG. El primero de ellos, contra el acuerdo de socialistas y populares de no fijar plazos para los trabajos de la ponencia ya que para estas formaciones lo más importante es realizar un "trabajo serio, sin demoras, pero sin plazos".

El BNG también se opone a que esta ponencia se quede sólo en la reforma del sistema de voto para introducir mecanismos de garantía en el voto por correo, extender el sufragio en urna, depurar el censo o regular la campaña electoral, tal y como proponen PPdeG y PSdeG. Los nacionalistas apuestan por ampliar estos puntos y estudiar quien tiene la titularidad del derecho de sufragio en la emigración.

Finalmente, la formación frentista también formuló un voto particular a la resolución planteada por PPdeG y PSdeG para que, en la ponencia, comparezcan técnicos. "No estamos en contra de ello, pero se puede hacer al margen sin que esto retrase las conclusiones", indicó Tabarés.

CRÍTICAS

Por su parte, socialistas y nacionalistas criticaron al BNG por presentar votos particulares y aseguraron que esta postura demuestra que "realmente no están interesados" por reformar el voto emigrante, sino evitar que los residentes ausentes ejerzan este derecho.

Ambas formaciones, mostraron así su sorpresa por la posición nacionalista y aseguraron que, antes que fijar plazos, lo que hay que hacer es un "buen trabajo" porque la proposición de ley que sea remitida por la Cámara gallega al Congreso tiene que estar "muy bien fundamentada" para que consiga el apoyo de los grupos en esta cámara.

Por ello, el socialista Xaquín Fernández Leiceaga subrayó, en declaraciones a Europa Press, que hay que hacer un "buen trabajo" . "Si no lo hacemos así corremos el riesgo que Madrid rechace esta propuesta y sería un fracaso colectivo". Por ello, descartó las "premuras" y apostó por realizar un "trabajo riguroso".

Además, precisó que, introducir otras cuestiones en la ponencia, tal y como pide el BNG, supondría que la propuesta final "perdería fuelle". Así, precisó que la reforma de la Ley Orgánica de Régimen Electoral General -Loreg- necesita ser refrendada por los dos grandes partidos del Congreso; PP y PSOE, por lo que "sería muy bueno que la propuesta partiera de Galicia con un amplio consenso".

En el mismo sentido se manifestó el popular Aurelio Miras Portugal para quien la ponencia debe presentar un trabajo "muy exhaustivo, meditado y preparado" para que sea aprobado en Madrid. "No se trata de ir deprisa y corriendo, porque así no llegamos a ningún lado", puntualizó.

Por ello, precisó, en declaraciones a Europa Press, que no se trata si esta propuesta está lista para ser aplicada en las próximas elecciones generales, sino presentar una proposición de ley "seria y ponderada" que permita "convencer" a los diputados en Madrid.

En todo caso, tanto socialistas como nacionalistas subrayaron que la propuesta que salga del Parlamento gallego "depende" de lo que decidan en el Congreso. Y en este sentido, Miras Portugal dijo "no atreverse" a vaticinar si será aprobada en la Cámara Baja. "Todo depende de lo que haga el PSOE", apuntó. Por su parte, Leiceaga puntualizó que, si hay acuerdo entre todos los partidos en Galicia, "no tendría por que haber problemas en Madrid".