Actualizado 14/09/2017 12:58 CET

El BNG anima a Feijóo a pagar de su bolsillo los 3 millones por anular el eólico del bipartito

Pontón y Presas
EUROPA PRESS

Pedirá la comparecencia del presidente de la Xunta en el Parlamento para que dé explicaciones por este hecho y que, "como mínimo, pida disculpas"

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 14 Sep. (EUROPA PRESS) -

La portavoz nacional del BNG, Ana Pontón, ha animado al presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, a que "voluntariamente acepte pagar de su patrimonio personal" los 3 millones de euros que el Gobierno gallego ha liberado para asumir pagos por anular el concurso eólico del bipartito.

"Que no espere a que le requiera el Tribunal de Cuentas el pago de esos 3 millones y que voluntariamente acepte pagar de su patrimonio personal decisiones absolutamente irresponsables que no se tienen que pagar con el dinero de todos", ha subrayado la también portavoz del Bloque en el Parlamento, en una rueda de prensa con la diputada Noa Presas.

Pontón y Presas han reaccionado así a la información publicada por el diario 'Faro de Vigo' este martes según la cual la Xunta acata las sentencias por anular la puja eólica del bipartito y paga 3 millones. En concreto, la Consellería de Economía ha evitado seguir batallando en el Tribunal Supremo y ha pedido una modificación de presupuestos para desembolsar las indemnizaciones a seis empresas.

En la comparecencia, la formación frentista ha anunciado que pedirá la comparecencia de Núñez Feijóo en la Cámara autonómica por estos hechos, ya que, a juicio de Pontón, es necesario que este dé "explicaciones" y "como mínimo que pida disculpas" por haber "engañado" a los gallegos.

Así, ha visto "intolerable en un sistema democrático que la mentira sea la carta de presentación del presidente de la Xunta", y ha considerado que las "mentiras" en torno al reparto de megavatios eólicos del Ejecutivo de PSdeG y BNG las "dejaron en evidencia" el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) y el Tribunal Supremo (TS).

La líder del Bloque se ha mostrado, además, "convencida de que, con la nueva doctrina que está poniendo en marcha el Tribunal de Cuentas en los últimos meses, el próximo político que será citado para responder con su patrimonio personal por decisiones absolutamente arbitrarias, sectarias y que rozan la ilegalidad, será Alberto Núñez Feijóo".

En este sentido, ha subrayado que los nacionalistas no creen "que los gallegos tengan que pagar 3 millones de euros por el sectarismo de Núñez Feijóo". "¿Por qué los gallegos tenemos que pagar 3 millones cuando realmente quien tiene que asumir el coste de esos 3 millones de euros es quien decidió irresponsablemente cargarse el anterior concurso eólico?", se ha preguntado.

El "parón" que atraviesa el sector es, en su opinión, consecuencia de una "nefasta gestión" y conlleva una repercusión económica en términos de empleo y de inversiones, puesto que los populares "anunciaron" su propio concurso "como el mayor plan industrial" y "no sirvió para salir de la crisis", sino, para Pontón, "todo lo contrario".

De este modo, ha responsabilizado al PP y a su número 1 de un "error garrafal", que ha hecho que la comunidad gallega "pierda posiciones" en el panorama de producción de energía eólica, algo "muy grave" y por lo que "debe" acudir a O Hórreo "en los próximos días".

"FRACASO CERTIFICADO"

Por su parte, Noa Presas ha visto en la modificación presupuestaria para afrontar los pagos por 3 millones de euros la asunción de "un modelo que fracasó".

Es, ha dicho, "un ejemplo más del fracaso certificado de nueve años de casi no política" en materia de energía eólica. En este sentido, ha criticado la "falta de previsión" y el "intento de ocultación" del Gobierno, enmarcados en un "periodo de estancamiento" por el que Feijóo "debe dar explicaciones".

Por último, ha censurado que, en este contexto, la Xunta evite adoptar "ninguna corrección de sus políticas" y a través de medidas como la ley de implantación empresarial muestre "nulo interés" en la política de energía eólica, pues, según ha explicado, con esta norma modifica la ley eólica y "abre las puertas" a proyectos de otras energías renovables como la hidráulica.

También ha reprobado que no se bonifiquen más las repotenciaciones, de modo que se favorezcan estas y no la creación de nuevos parques, por el impacto ambiental que ello supone.