El BNG exige la "inmediata transferencia" de las competencias en costas para evitar accidentes como el del Blue Star

Publicado 23/11/2019 16:08:52CET
BLOQUE NACIONALISTA GALLEGO

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 23 Nov. (EUROPA PRESS) -

El diputado del BNG en el Congreso, Néstor Rego, junto con el representante en el Parlamento gallego Xosé Luís Rivas, se han desplazado este sábado hasta la ría de Ares para denunciar la "desprotección de la costa" y demandar las transferencias de seguridad marítima y protección del litoral a la Xunta para poner medidas ante accidentes como el del Blue Star, que encalló esta noche en la costa.

Con banderas de Nunca Más y tras desear la rápida resolución del operativo, Néstor Rego ha denunciado que "diecisiete años después del Prestige continúe habiendo nuevos accidentes" en la costa gallega "sin medios adecuados para prevenirlos y evitarlos".

Así, ha anunciado que el BNG reclamará tanto en el Congreso como en la Cámara gallega "información sobre todo lo que sucedió desde que se recibió la primera llamada de alerta y cuáles fueron los medios que se pusieron para evitar que el barco acabara encallando".

Además, Rego ha subrayado que "es hora de que, de una vez por todas, Galicia asuma las competencias sobre su costa y, por lo tanto, sobre tráfico y seguridad marítima, ya que no deja de ser sorprendente que el centro de control de Salvamento Marítimo esté en Madrid".

El diputado nacionalista ha destacado que, además de tener mayor conocimiento en Galicia de la costa de esta zona, se está "perdiendo un tiempo de relevancia" en situaciones como esta. "Tampoco resulta aceptable que los medios de salvamento estén privatizados, ya que no puede ser un negocio sino que tiene que ser una prioridad pública y, si nuestro país tiene el control sobre nuestra costa, también tendremos muchos más recursos para gestionar", ha apuntado.

En cuanto a la situación de la Ría de Ares, Rego ha recordado que, en 2014, "el Gobierno español decidió que había pasado a ser área de servicio de los puertos de A Coruña y Ferrol y, por lo tanto, la área de fondeamiento de buques, sin que hubiera ningún recurso para evitar casos de contaminación ni medios disponibles para hacer que esa función no tenga consecuencias negativas".

Cuando ya han pasado más de doce horas del accidente, Néstor Rego ha mostrado también su preocupación por que no se hayan instalado las barreras de contención para prever una posible contaminación de las aguas ya que, "con independencia de que el barco fuera vacío, puede haber toneladas de combustible a bordo que no fueron retiradas".

Contador