El bombero sancionado por no intervenir en un desahucio descarta recurrir

Actualizado 13/11/2014 19:02:50 CET

Defiende su "inocencia" y califica el proceso judicial de "cobardía desde el principio hasta el final"

   A CORUÑA, 13 Nov. (EUROPA PRESS) -

   Roberto Rivas, el bombero que se negó el año pasado a participar en el desahucio de Aurelia Rey en A Coruña, ha anunciado que no recurrirá la decisión del Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 4 de A Coruña de desestimar el recurso contra la multa de 600 euros y ha asegurado tener "la conciencia muy tranquila".

    En declaraciones a los medios ante los juzgados que desestimaron su recurso y arropado por un grupo de bomberos, Rivas, que está sancionado "por infracción administrativa en relación con la protección de la seguridad ciudadana", por "provocación de reacciones en el público que alteran o pueden alterar la seguridad ciudadana", ha rechazado los motivos de esta sanción.

   Para este bombero, que ha calificado de "cobardía" el proceso judicial "desde el principio hasta el final", se cierra un círculo "en el que realmente nadie se atrevió" a sancionarle por lo que hizo, "que no fue más que demostrar que los bomberos no deben realizar esas funciones".

   "No creo en este proceso, no quiero seguir adelante, no voy a recurrir. Yo soy culpable de no participar en un desahucio, que el juez que lo valore que me sancione, que yo acataré esa sanción; pero soy totalmente inocente de incitar a nadie, y mucho menos a la violencia", ha afirmado Rivas.

   En este sentido, el bombero ha insistido en proclamar su "inocencia" y ha asegurado tener "la conciencia muy tranquila". "No incité a ningún tipo de violencia, soy inocente, y lo que realmente incita a la violencia son los desahucios en sí mismos; eso es lo que altera a la gente", ha manifestado Rivas.

CAMPAÑA CONTRA LA MULTAS

   Asimismo, antes de terminar su comparecencia ante los medios, Rivas ha hecho referencia a una campaña que este mismo jueves se pone en marcha a través de las redes sociales para colaborar económicamente con las personas que, como él, fueron sancionadas ese día.

   Por ello, aunque siempre se mostró reticente a recibir ayudas económicas para hacer frente al pago de su multa, invita a la gente a realizar aportaciones voluntarias para ayudar al resto de sancionados.

   "Todo el mundo que quiera hacer donaciones económicas, lo que voy hacer es admitirlas, pero no solo para la sanción del bombero sino para todos los sancionados ese día", ha explicado.