Actualizado 09/08/2016 19:15 CET

CCOO acusa de "acoso laboral generalizado" a la dirección de Ence

   La huelga paraliza la planta de Asturias pero la factoría de Pontevedra sigue operativa porque el comité de la fábrica no secunda la protesta

PONTEVEDRA 9, (EUROPA PRESS)

   Los representantes de CCOO en la fábrica de Ence en Pontevedra se han concentrado esta mañana ante la factoría en la primera de las tres jornadas de huelga convocadas contra la sanción impuesta a un delegado de este sindicato en la planta de Navia (Asturias). Los manifestantes han portado una pancarta con el lema "No al acoso laboral generalizado" y han entregado folletos informativos a los demás trabajadores.

   Precisamente, la huelga ha paralizado la fábrica de Navia, si bien otras cuatro plantas del resto del grupo, incluida la de Pontevedra, han estado operativas, según la empresa. La dirección de Ence ha destacado que el paro no ha sido generalizado en las oficinas de Navia ni en las de Pontevedra.

   Sin embargo, la presidenta del comité en las oficinas de Ence en Pontevedra, Ana Cedeira, ha asegurado que en este departamento "sí se ha secundado", al igual que en el área forestal. No así en el caso de la fábrica, donde el comité de empresa --representado mayoritariamente por UGT-- ha decidido no apoyar el paro. De hecho, Ana Cedeira ha criticado este gesto calificándolo de "falta de solidaridad laboral y sindical".

   A diferencia de las fábricas de celulosa de Navia y Pontevedra, las dos plantas de generación de electricidad situadas en Huelva no comenzarán la huelga hasta esta medianoche.

   En declaraciones a Europa Press, Ana Cedeira ha acusado a la actual dirección, encabezada por el vicepresidente y consejero delegado, Ignacio de Colmenares, de ser la responsable del "mal clima" de trabajo generado en los últimos años, a base de recortes y despidos.

EL "DETONANTE"

   El "detonante" de este paro ha sido el "acoso y derribo" a un trabajador con 15 años de experiencia, sin "ningún problema" disciplinario y a quien, transcurridos dos meses de su designación como delegado sindical, se le ha abierto un "expediente contradictorio" que ha concluido con una sanción de 30 días de suspensión de empleo y sueldo, ha explicado Ana Cedeira.

   Desde la Federación de Servicios de CCOO en Asturias han llegado a tildar de "inaceptable", "desproporcionada" y "ejemplarizante" esta medida. "Se ha hecho con un compañero" de Asturias, ha señalado la delegada de este sindicato en las oficinas de Pontevedra, "pero podía haber sido cualquiera".

   Ana Cedeira ha explicado que al trabajador sancionado se le acusa "de no cumplir su jornada", si bien tiene "flexibilidad horaria" porque su cometido consiste en "estar en el monte y aportar datos" que puede transmitir a la empresa "desde cualquier lugar". No obstante, "le ponen un GPS sin notificárselo y un detective privado", ha añadido.

   Aunque una delegación de la Federación de Servicios de CCOO en Asturias llegó a entrevistarse con el jefe de recursos humanos de la fábrica de Ence en Navia para negociar la desconvocatoria de la huelga a cambio de la retirada del expediente al trabajador y la depuración de responsabilidades en la empresa a quien ordenó la vigilancia y filtró datos del informe, entre otras condiciones, finalmente la dirección optó por imponer la sanción.

Para leer más