Los centros concertados de Lugo retomana la atención de las urgencias derivadas del Hospital Xeral-Calde

Actualizado 09/11/2007 19:57:05 CET

LUGO, 9 Nov. (EUROPA PRESS) -

Los centros sanitarios concertados de Lugo retomaron hoy la atención de las urgencias derivadas del Hospital Xeral-Calde, un mes después de que se iniciaran los problemas derivados de la aplicación de la Ley de Incompatibilidades.

Así, según comentó el gerente del Complexo Hospitalario Xeral-Calde, Miguel Ángel Fernández, los centros concertados comienzan hoy esta "actividad extraordinaria".

Precisamente, el Xeral-Calde fue el centro más afectado por la postura de los concertados, e incluso llegó a reconocer que, desde el 15 de octubre, se tuvieron que suspender sobre unas 50 intervenciones programadas.

El Polusa y Virxe dos Ollos Grandes atenderán urgencias desviadas desde el Xeral-Calde, precisamente por personal facultativo del mismo centro público.

"De esta manera se pretende evitar el ingreso de estos pacientes en el Xeral Calde, quedando camas libres para poder seguir haciendo la actividad programada que se realizaba habitualmente hasta ahora", explicó el gerente y reconoció que esta situación ha podido influir en las listas de espera, con un repunte de las mismas.

No obstante, indicó que confía en que esta incidencia sea la "mínima" en lo que a la cuantía de días de demora respecta y se mostró convencido de lo "positivo" que podría ser para el sistema sanitario que permanecieran "separadas" la medicina pública de la privada.

Con las dos clínicas concertadas, colaborarán "la práctica totalidad del servicio de anestesia, más de diez cirujanos y también la práctica totalidad de traumatología", según comentó.