La comisión de seguimiento de Alcoa se reúne este martes con Industria, la empresa y Parter

Publicado 24/06/2019 16:56:49CET
El comité de fábrica Alcoa de Avilés, manifestándose en la puerta del Ministerio de Industria.
El comité de fábrica Alcoa de Avilés, manifestándose en la puerta del Ministerio de Industria.EUROPA PRESS

   Unos 400 empleados se manifiestan en el ministerio por el estatuto de electrointensivas

   SANTIAGO DE COMPOSTELA / MADRID, 24 Jun. (EUROPA PRESS) -

   La comisión de seguimiento del conflicto de Alcoa, que pretende vender sus dos fábricas de A Coruña y Avilés, se reunirá este martes con el Ministerio de Industria, la empresa y Parter, la que según el departamento gubernamental cumple con todas las condiciones de los trabajadores.

   El encuentro ha sido fijado para este martes a las 11,00 horas. Después, a partir de las 16,00 horas, se celebrará la cita que fue pospuesta por dos ocasiones, desde el viernes pasado.

   En este escenario, unos 400 trabajadores de la planta avilesina se han manifestado este lunes en la puerta del ministerio reclamando el estatuto electrointensivo que la titular de Industria en funciones, Reyes Maroto, prometió a finales de mayo para la viabilidad de ambas factorías.

   También han reivindicado que se replantee la posibilidad de adjudicar ambas plantas al fondo de inversión alemán Quantum, que ha asegurado la permanencia de todos los trabajadores, y no al fondo suizo Parter, con el que hay un preacuerdo y que, según los manifestantes, ofrece viabilidad económica "solo durante los próximos dos años". La venta se hará efectiva el día 30 de junio.

   Han acompañado a los trabajadores de la planta avilesina y sus familias, miembros de UGT, CCOO, Unión Sindical Obrera, Juventud Comunista y Partido Comunista de los Trabajadores de España. El secretario general de CCOO, Unai Sordo; el secretario general de CCOO Industria Estatal, Agustín Martín, y el secretario general de UGT FICA, Pedro Hojas, han estado también presentes.

LA 'MARCHA DEL ALUMINIO'

   Los metros que separan los aledaños del estadio Santiago Bernabéu hasta el Ministerio de Industria han supuesto la última etapa de la 'Marcha del Aluminio', que trabajadores de la planta de Avilés comenzaron hace 12 días desde su lugar de trabajo y por el que se han recorrido andando cerca de 500 kilómetros.

   La manifestación ha estado marcada por la enorme presencia de camisetas amarillas de trabajadores de Alcoa y simpatizantes, en las que se podía leer "Asturias no lo merece", y "Alcoa no se cierra". En la pancarta situada en primera línea de la marcha se podía leer: "No al desmantelamiento de la industria. Por el empleo en Alcoa".

   Multitud de banderas de Asturias y sindicales llevadas por los manifestantes han pintado de azul y rojo el Paseo de la Castellana. En la manifestación también se han escuchado gritos como "Alcoa no se cierra", "Alcoa se salva luchando" o algunos directamente dirigidos al Gobierno en funciones y a Reyes Maroto como "¿Dónde está el Estatuto, el Estatuto dónde está?", "Maroto solución", o "Gobierno, traición, Alcoa solución".

INDUSTRIA: "PARTER CUMPLE"

   Por su parte, el secretario general en funciones de Industria y de la Pequeña y Mediana Empresa, Raúl Blanco, ha afirmado que tanto la Administración general como las autonómicas han cumplido cuando se planteó que antes del 30 de junio hubiese un inversor viable, pues, según ha enfatizado, Parter Group "cumple con todas las condiciones de los trabajadores, capacidad industrial y de mantener el 100% del empleo un mínimo de 24 meses".

   Blanco también ha declarado que desde el 23 de octubre han estado "con los trabajadores, cuando la empresa quería cerrar las dos plantas a día 31 de diciembre", además de brindar su apoyo en estos momentos "de tanta tensión para las familias".

   Sobre la situación de los trabajadores de las plantas dentro de dos años, Blanco ha afirmado que los empleados están en contacto continuo "con Alcoa y Parter Group, y pronto habrá más detalles a través de reuniones como las 12 que ha habido en las últimas dos semanas".

Contador